Un tecito por cada plato y las formas de lidiar con la barriga navideña

Por Evelyn Medina

Empecemos por definir la barriga navideña, término que emplearemos para llamar a la consecuencia del exceso de tamales, menudo, pozole, pavo, romeritos, cerveza, vino, ensalada de frutas, pasta, pan… y bien sabes que podríamos seguirle. La barriga navideña es el resultado del consumo de todas estas delicias entre el 24 y el 25 de diciembre, y cómo sabemos que la víspera de año nuevo está a casi nada, el temor por la barriga navideña, la cual parece que apenas está desapareciendo, se está cocinando al igual que los tamales que tienes en tu olla.
¡Pero no hay problema! Si bien la sensación de la barriga navideña es incómoda y puede ser acompañada por ciertos remordimientos en frases como: ¡Ay, no debí comer tanto! ¡No debí comerme ese tamal extra! ¡No debí servirme tres platos de pozole! ¡No debí comerme los frijolitos con el pan! Te decimos que no te preocupes, que las fiestas son para disfrutar y que puedes lidiar con la barriga navideña con un sencillo truco.

¡Un tecito! Lo mejor de esto es que puedes aprovechar las mismas especias que utilizaste para sazonar tu cena navideña en tés que beneficiarán a tu organismo y sobre todo a tu digestión, ayudando a reducir la sensación de que estás a punto de explotar el pavo que te comiste o de vomitar los tamales que cenaste cual competencia de comida. Toma algunos ingredientes que usaste en tu ponche de frutas, tales como el anís, la canela o el clavo de olor, y prepara un té con estos ingredientes, ya sea todos juntos o por separado.

Al agregar elementos como el limón, la naranja, la lima o unas cuantas mandarinas, incorporarás un toque cítrico muy rico a tu té que también aportará mayor cantidad de beneficios a tu cuerpo. El té de anís, por ejemplo, es útil para combatir gases, dolores intestinales, acidez, gastritis y otros problemas estomacales, mientras que el té de canela ayuda a calmar las náuseas, reducir los niveles de colesterol y es además un antioxidante.

Otros ingredientes que también son de esta temporada y de seguro tienes en tu cocina son el jengibre y la flor de azahar, ambos excelentes para las distintas molestias estomacales de modo que pueden aliviar la sensación de pesadez que nos queda después de la cena navideña.
Como puedes ver, todos los ingredientes son combinables entre sí y no solo presentan un gran sabor y un agradable olor, sino que al ser bebidas calientes, incrementarán la sensación de bienestar, y gracias a las propiedades que cada elemento posee, tu estómago estará muy agradecido. ¿Qué te parece esta idea de un tecito por tamal? Bueno… uno por cada plato entonces.

Evelyn Medina es estudiante de literatura y periodismo. Ensayista y apasionada a las buenas historias, sobre todo aquellas que se cuentan a través de los sabores. Puedes encontrarla en Instagram como @evemedinag.

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?