Sabores callejeros en México

Evelyn Medina

Si algo extrañamos de la vieja normalidad en nuestro país es disfrutar, con plena libertad, de los sabores callejeros que encontramos en los rincones de cada ciudad de nuestra República Mexicana. Salir del trabajo a los tacos de la esquina, pasear por la plaza y detenernos a comprar un raspado, comer entre la gente, frente al puestecito, quitado de la pena y del miedo de que hay un virus letal ahí afuera.

Sin embargo, la situación actual ha cambiado la manera de vender y disfrutar de nuestra comida callejera favorita, pero lo que no ha cambiado es el sabor que identifica cada elemento, archirreconocido por los mexicanos.

¿Qué sabores callejeros nos identifican?

Como residentes de México, podemos decir que nos damos el lujo de consumir frutas frescas y baratas, pues es que en nuestro país se cosecha una gran variedad de frutas, lo que nos permite acceder a ellas de una manera muy fácil y a precios muy económicos, incluso pudiendo tenerlas en nuestros jardines como árboles frutales o cosechas personales.

Gracias a las frutas tenemos las aguas frescas, un clásico de los puestos de comida mexicanos, y también las ventas de frutas con chile, porque como mexicanos amamos agregar picante a cada cosa que vemos. En jugos o al natural, las frutas son uno de los sabores callejeros de México.

De lo dulce a lo salado, el siguiente sabor es el del icónico elote preparado. Ya sea en vaso, asado o solo cocido, el elote forma parte de la gastronomía callejera por ser rico, bueno y barato, además de conformar una comida de consumo rápido y al menos más saludable que otras comidas callejeras. Limón, queso y crema son las piezas que le dan forma al platillo para resaltar su sabor. Un poco de salsa y ¡listo!

De lo sano a lo no tan sano pero no por eso menos favorito: la chatarra. No podemos olvidar que el consumo excesivo de comida chatarra le ha traído al país altos niveles de obesidad y problemas derivados de esta enfermedad, pero sin caer en el exceso podemos disfrutar de todas las variedades de este elemento que se encuentran en casi cada rincón de México. En forma de bolitas, churros, chicharrones o alargadas tablas a las que solemos llamar “duros”, con sus dos colores característicos, la comida chatarra callejera es otro de los sabores de este tipo de gastronomía.

 

¿Tienes en mente algún otro sabor callejero?

 

Evelyn Medina es estudiante de literatura y periodismo. Ensayista y apasionada a las buenas historias, sobre todo aquellas que se cuentan a través de los sabores. Puedes encontrarla en Instagram como @evemedinag.

 

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?