Del inicio de la escritura al origen de la cerveza que conocemos

La llegada de la escritura a las antiguas civilizaciones cambió la forma del mundo, pues propició el desarrollo de diferentes culturas, ya que sus tradiciones podrían plasmarse por escrito lo que las daría a conocer a otras civilizaciones y, de igual forma, a hacer circular su pensamiento y forma de ver la realidad. Con las tradiciones escritas, fue más fácil pasar de generación en generación esta idea de cultura, y gracias a estos escritos se conocieron también muchas de las recetas de elementos gastronómicos que hoy en día siguen por acá, y a veces de formas no tan diferentes a las de hace siglos.

Es el caso de la cerveza. Esta bebida archipopular en la actualidad también gozaba de mucha fama en los tiempos antiguos, especialmente en el Antiguo Egipto, y a pesar de que ya se consumía cerveza en otras regiones del mundo, elaborada de distintos granos, los egipcios fueron los primeros en llevar la receta al papiro: el Papiro de Zósimo de Panópolis.

Este documento data del siglo III y fue escrito por Zósimo de Panópolis, un alquimista muy conocido que documentó la receta más antigua de la cerveza. En este papiro, se explica que:

Los granos germinados de cebada y espelta se trituran en un mortero, y con su harina se logra una pasta que se endurece con los pies en una cuba. Con esta masa se hacen los panes de cerveza, que se hornean, quedando algo húmedos en el interior. Una vez fríos, se parten e introducen en jarras con agua azucarada. Tras la adición de levadura, y terminada la fermentación, se trasiega a una cuba, diluyéndose y tamizándose varias veces la masa estrujada. El líquido final se guarda y se almacena en cuevas frescas.

Los egipcios amaban la cerveza, por lo que las formas de fabricación estaban regidas a medidas muy estrictas, y una vez que se elaboraba este líquido, se sellaba la jarra con un tapón de arcilla cocida, esto funcionaba como una certificación de la bebida. El proceso de elaboración también se vio ampliamente reflejado en los jeroglíficos egipcios, en donde se encontraban, de hecho, iconos que aludían al oficio del cervecero, uno muy importante ya que la cerveza era parte de la dieta de los egipcios junto con el pan y la cebolla, y es que además la cerveza también era utilizada como un medio de pago y hay evidencias de algunos otros papiros donde se habla de una huelga en la cual los trabajadores del faraón se quejaban por la falta de pago en especie –con cerveza–.

 

La importancia del papiro es vasta, pues al documentar que la cerveza se elaboraba con panes de cebada poco cocidos, cambió la forma de hacer otros tipos de cerveza. No es que se haya impuesto sobre las demás recetas, pero al ser esta una receta ya escrita, adquirió mucha relevancia en cuanto a los ingredientes y la forma de elaboración de esta bebida.

Evelyn Medina es estudiante de literatura y periodismo. Ensayista y apasionada a las buenas historias, sobre todo aquellas que se cuentan a través de los sabores. Puedes encontrarla en Instagram como @evemedinag.

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?