Churros: ¿mexicanos o españoles?

Evelyn Medina

 

Dentro de las eternas disputas entre México y España, se encuentra el tema de los churros, esas delicias de harina frita, con harta azúcar, y eternos compañeros del chocolate y el dulce de leche. Tanto los mexicanos como los españoles se atribuyen el origen de estos postres, sin embargo, ninguno de ellos tiene la razón pues su origen podría ser en la gastronomía china.

Aunque son postres tradicionales en tierras mexicanas y españolas, por ser el perfecto acompañamiento de un café, un chocolate caliente o como un snack (no tan nutritivo, debemos decirlo), los churros parecen venir de China, y es que, aunque su origen no es del todo claro, la masa de este postre es similar al youtiao, palitos de masa fritos muy populares en la cocina China.

Se dice que fueron los portugueses quienes, al conocer la receta de los youtiao, crearon una variación en la que le agregaban azúcar, inventando el churro que conocemos hoy en día, y se encargaron de llevarlo a otras tierras de la Península Ibérica. En México, así como en otros países de Latinoamérica, los churros llegaron por Hernán Cortés y la fusión que se dio de gastronomía española con las tradiciones de la cocina autóctona.

Usualmente, los churros aunque alargados tienen en sus extremos una forma de estrella, que se aprovecha para inyectarle algún relleno que potencie su sabor y dulzura, sea con mermelada, cajeta, crema pastelera, chocolate, entre otros. Además, esta forma hace que el aceite se selle de manera correcta en la tira de masa cuando los freímos. Los distingue sobre todo lo crujiente de la masa, y el azúcar que se le espolvorea cuando el churro ya está templado.

En España, las churrerías son los establecimientos más populares para conseguir unos ricos churros y un buen acompañamiento para ellos, mientras que en México, se suelen vender en muchas cafeterías y sobre todo en puestos callejeros o carretas en las plazas públicas.

 

Evelyn Medina es estudiante de literatura y periodismo. Ensayista y apasionada a las buenas historias, sobre todo aquellas que se cuentan a través de los sabores. Puedes encontrarla en Instagram como @evemedinag.

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?