A dos años…

Soledad Durazo

El 30 de enero de 2020 la Organización Mundial de la Salud OMS, declaró el Covid 19 como una enfermedad de salud pública de importancia internacional (ESPII). Lo anterior significa: “un evento extraordinario que se ha determinado que constituye un riesgo para la salud pública de otros Estados a causa de la propagación internacional de una enfermedad, y podría exigir una respuesta internacional coordinada”.

Esta definición implica que la situación es:

A partir de entonces las dinámicas de convivencia en todo el mundo empezaron a cambiar.

A dos años de aquella declaración en el planeta, cada ser humano con capacidad para pensar, tiene su propia referencia, su particular experiencia.

A estas alturas deben ser muy pocas las personas que no tengan la pérdida de algún familiar, amigo, conocido o compañero de trabajo. Casi me atrevería a pensar que no existe nadie en ese grupo.

¿Cómo contar los saldos de la pandemia a dos años de distancia?

Sin duda nos ha quitado mucho y esas pérdidas son dolorosas; principalmente las vidas arrebatadas. Pero también se han perdido empleos, relaciones, confianza, certidumbre, libertades, y todos los etcétera que se les quiera sumar.

Pero también hemos ganado; en lo que más es en valorar lo que teníamos y en la adaptación que hemos debido hacer para responder a los requerimientos de las circunstancias.

Todos los gobiernos han tenido sus errores para responder a la crisis y el nuestro no ha sido la excepción. De eso ya también se ha hablado lo suficiente y se han exhibido los errores en los procedimientos y los mensajes encontrados que durante las diversas etapas de la pandemia han logrado confundir a la población: uso o no del cubreboca, aislamiento o no; sana distancia o abrazos…

Y de los comportamientos personales, familiares, sociales, cada quien tendrá su propio aprendizaje.

Muy comentado el evento panista del fin de semana en el que hizo su reaparición el ex gobernador Guillermo Padrés y donde Gildardo Real, el actual dirigente estatal panista junto con el presidente nacional de ese partido, Marko Cortés, buscaron dar el mensaje de que el PAN está más vivo que nunca.

¿Habrá que interpretar como nobleza el gesto panista ante Padrés Elías? Sobre todo, si tomamos en cuenta que, aunque bajo su candidatura el blanquiazul llegó al tan ansiado poder ejecutivo estatal, fue también al concluir su mandato que se cerró un ciclo que golpeó en la cara y fuerte, el honor panista y mandó a la lona a ese partido y lo sacó de Palacio de Gobierno.

¿Habrá salido el PAN Sonora de la depresión colectiva en la que cayó con la derrota? Fue un evento en el que se notó inclusión, unidad y ánimo, dice un optimista Gildardo Real a quien no hay que escatimar el mérito de haber conseguido una reunión nutrida con gente de los diversos grupos identificados al interior del PAN.

 

Ojalá sigamos coincidiendo en www.SoledadDurazo.com @SoledadDurazo FB/SoledadDurazo IG: soledaddurazo YT: SoledadDurazo

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?