En “The Crown” podrás encontrar estos aciertos o desaciertos sobre Lady D

En línea

La princesa Diana es fácilmente lo mejor de la cuarta temporada de The Crown. A diferencia de la interpretación de Margaret Thatcher de Gillian Anderson, que se siente como una caricatura exagerada, Emma Corrin captura perfectamente la energía de Diana, su vulnerabilidad y su encanto.

Pero, ¿qué pasa con la historia que The Crown está tratando de contar sobre la princesa Diana? A continuación presentamos sus aciertos y desatinos.

¿Charles realmente estaba saliendo con la hermana mayor de Diana?

Hay que darle crédito a The Crown por representar el primer encuentro de Charles y Diana —donde una Diana de 16 años está vestida como una ninfa del bosque y el príncipe Charles es un hombre adulto— como un momento increíblemente incómodo, en lugar de algo encantador tomado de una comedia romántica. Y sí, Charles realmente estaba saliendo con la hermana mayor de Diana en ese momento.

Según No Such Thing As Society, de Andy McSmith, una historia social de la década de 1980, la hermana de Diana “arruinó su momento como el centro de atención como una de las novias de Charles al contarle la historia de su vida a James Whitaker [corresponsal real] y otro periodista sensacionalista”.

Teniendo en cuenta cómo terminó el matrimonio de Diana, bien pudo haber sido un escape afortunado.

¿Charles realmente respondió a un entrevistador que le preguntó si estaba enamorado de su prometida diciendo: “Lo que sea que ‘estar enamorado’ signifique”?

Sí. Es un comportamiento extraño. En The Crown, Diana queda sorprendida por esto, y luego lo discute ansiosamente con sus amigas. Pero, según se ha reportado, Charles usó exactamente esta misma expresión con ella, en privado, cuando le propuso matrimonio. Lo cual… quizás debería haber sido una señal de alarma.

¿Fue la boda de Charles y Diana realmente tan importante?

Sí. Teniendo lugar en un momento de tensión política, la Boda Real fue aprovechada como una oportunidad para unir a la nación, lo cual funcionó en gran medida. Se vendieron cerca de 530 millones de dólares en recuerdos conmemorativos, 750 millones de personas vieron la ceremonia televisada en todo el mundo y un millón de personas se alinearon en las calles de Londres el 29 de julio de 1981 para echar un vistazo al carruaje real.

Diana se convirtió rápidamente en un símbolo de belleza internacional. Tanto así que, según se reporta, la estrella estadounidense del heavy metal Ted Nugent declaró, durante un concierto en el Hammersmith Odeon en 1984, “Arrastraría mi pene por un kilómetro de cristales rotos solo para masturbarme en su sombra”. Sin embargo, el presidente de Estados Unidos no compartía esta fascinación. Cuando la pareja visitó la Casa Blanca por primera vez, de acuerdo con No Such Thing As Society de McSmith, Ronald Reagan accidentalmente brindó por el “Príncipe Charles y la Princesa Andrew”.

¿La familia real realmente le jugó tan sucio a Diana?

The Crown quiere tener lo mejor de dos mundos cuando se trata de su representación de la Reina. Cuando se enfrenta a Thatcher, es en gran medida “la buena”, una mujer empática que defiende el estado benefactor y se preocupa profundamente por los desposeídos. Pero cuando se trata de sus interacciones con Diana, es helada, hasta el punto de la crueldad absoluta. Sí, las personas pueden ser multifacéticas, pero ¿seguramente no llegarían a esos extremos?

Bueno, el consenso parece ser que Diana fue tratada con tanta frialdad por la realeza como se describe en The Crown. Según No Such Thing As Society, “A Diana no le faltaba consejo profesional, sino apoyo emocional. A la edad de diecinueve años, fue arrancada de todo lo que le era familiar y abandonada en los pasillos del Palacio de Buckingham, donde el contacto emocional no era algo habitual”.

Esta es sin duda la narrativa a la que Diana se suscribió. Una vez dijo: “No podía creer lo fríos que eran todos. Me decían una cosa, pero en realidad estaba sucediendo otra. Mentiras y engaños”.

¿Diana tenía tantos problemas como muestra ‘The Crown’?

En todo caso, aún más. The Crown detalla la lucha de Diana con la bulimia con una precisión inquebrantable, pero fue solo el comienzo. Mientras estaba embarazada de William, se tiró por un tramo de escaleras y luego dijo que se sentía abandonada y que era un intento de llamar la atención de su esposo.

“Le había dicho a Charles que me sentía tan desesperada y que estaba llorando hasta quedar sin lágrimas”, le contó a su biógrafo, Andrew Morton. “Me dijo que solo quería llamar la atención. ‘No voy a escucharte’, dijo. ‘Siempre me estás haciendo esto. Voy a salir a montar ahora’”.

Además de la bulimia, Diana también luchó contra la depresión posparto y las lesiones autoinfligidas.

¿Diana fue tan estúpida como muestra ‘The Crown’?

The Crown describe una brecha en los intereses culturales como una de las principales fuentes de tensión en el matrimonio de Gales. En una escena mortificante, Diana sabotea sin saberlo una noche de ópera celebrada en honor al príncipe Charles subiendo al escenario y sorprendiéndolo con un baile de “Uptown Girl” (un momento que realmente sucedió). Cuando Diana le regala para su cumpleaños un video de ella cantando un número de El fantasma de la ópera, Charles tampoco lo toma a bien, que, para ser justos, es la única parte de la serie en la que sentí una punzada de simpatía por el príncipe Charles. ¿Pero es precisa esta dinámica?

Según algunas fuentes, más o menos. Diana una vez se describió a sí misma como “alguien no muy brillante”, así que claramente no tenía ninguna pretensión de ser una intelectual. Dejó la escuela sin ningún mérito académico y antes de casarse con Charles trabajó como limpiadora y asistente de jardín de niños (The Crown se esfuerza por establecer a Lady Diana como una especie de heroína de la clase trabajadora, a pesar de que nació como parte de la nobleza británica en Sandringham Estate).

Según el periodista e historiador Paul Johnson, “Ella pensaba que no sabía nada y que era muy estúpida… hizo que fuera imposible criticarla, porque decía: ‘Soy muy tonta y no tengo tanta educación’”. Sin embargo, pensaba en sí misma, la empatía que claramente poseía es una forma de inteligencia. También era mucho más hábil para manejarse ante los medios que cualquier otra persona de la Familia Real, lo que sugiere cierto nivel de astucia.

¿Fue realmente el trabajo de Diana contra el sida tan importante?

El trabajo que hizo Diana durante la crisis del sida es una de las principales razones por las que sigue siendo una figura tan querida en la comunidad LGBTQ (la otra razón es que era muy atractiva y desesperadamente infeliz, lo que es una combinación potente para los hombres homosexuales). En un momento en que la discriminación contra las personas con sida era extrema, las intervenciones que hizo Diana marcaron la diferencia.

Como escribe el historiador Alwyn Turner sobre Diana en Rejoice! Rejoice!, un libro sobre Gran Bretaña en la década de 1980: “Su participación en organizaciones benéficas contra el sida sirvió de ayuda a corto plazo para ayudar a cambiar la opinión pública sobre la enfermedad, y sus reuniones televisadas con pacientes ayudaron a destruir los mitos sobre la propagación del síndrome por contacto social normal”.

Fuente: vice.com

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?