Espaguetis con gambas

En línea

Ingredientes

  • 500 g. de espagueti
  • 8 dientes de ajo
  • 2 guindillas o peperoncinos
  • 500 g. de langostinos, gambas (frescos o congelados)
  • Pimienta negra recién molida y sal (al gusto)
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Un chorrito de vermut rojo o de coñac
  • 2 hojas de laurel
  • Perejil fresco picado (si te gusta para su presentación)

Preparación de las gambas con ajo y peperoncinos

  1. Pelamos los dientes de ajo. Los picamos en láminas finas para que se doren rápido.
  2. Añadimos un buen aceite de oliva virgen extra a la cazuela y pasamos el ajo a fuego lento durante unos 2-3  minutos hasta que quede el ajo doradito. Añadimos un poco de guindilla o peperoncino, a quién le guste más picante que añada más cantidad. Siempre al gusto de casa.
  3. Removemos todo con suavidad para mezclar los sabores durante unos 2 minutos.
  4. Pelamos los gambas y les quitamos el intestino (el hilo negro que tiene en el centro) y los añadimos a la cazuela con el ajo y la guindilla. Pasamos las gambas sólo unos 2 minutos sin saltear en exceso. Lo justo para que se pongan rosados. Retiramos a un plato y le añadimos un poquito de sal (gorda o en escamas).
  5. Añadimos un chorrito de brandy, coñac o ron y dejamos que reduzca a fuego fuerte. No más de 1 minuto.
  6. Salpimentamos, removemos todo con una cuchara de madera, mezclamos todos los sabores bien y retiramos del fuego. Reservamos para luego mezclar con los espaguetis.

Preparación de los espaguetis y montaje final

  1. El acompañamiento de las gambas al ajillo siempre debe esperar a los espaguetis y no al revés. Calentamos en una cazuela grande, en este caso tengo reservada siempre en una cazuela grande para este tipo de preparaciones. Es necesario un litro de agua por cada 100 g. de pasta, es la medida recomendada por persona.
  2. Estas proporciones, que normalmente vienen indicadas en los envases, ayudan a que la pasta no se pegue entre ella. Y siempre intenta utilizar una cazuela grande, la mayor de tu cocina. Cuando empiece a hervir a borbotones, echamos 1 puñado generoso de sal, unas 2 cucharadas rasas por cada 500 g. de pasta.
  3. Seguidamente añadimos los spaghettini, siempre toda junta. Removemos con una cuchara de madera para que los espaguetis no se peguen y queden sueltos. En el reverso del paquete de pasta viene el tiempo de cocción, debemos guiarnos por estas instrucciones porque para cada tipo es distinto, en este caso son 6 minutos. Si fuesen espaguetis serían unos 11 minutos. Así conseguiremos lo que se llama pasta “al dente” o en su punto justo.
  4. Una vez transcurrido el tiempo escurrimos la pasta inmediatamente y la juntamos con el acompañamiento. Añadimos los espaguetinis recién hechos a la salsa y mezclamos todo con una cuchara para que se junten bien los sabores. Los servimos calentitos.
Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?