Señales que tienes un sistema inmunológico debilitado

En medio de brotes y pandemias, todos debemos tomar precauciones adicionales para mantenernos saludables. Existen formas de prevenir contagiarse que todos ya sabemos, pero la más importante es evitar un sistema inmunológico debilitado para que puedas hacer frente a lo que venga.

Si has notado que a menudo estás enfermo, te sientes fatigado o tienes otros síntomas molestos que no puedes entender, puede significar que tu sistema inmunológico no es fuerte.

Ve las señales de advertencia y lo que puedes hacer para estimular tu sistema inmunológico.

Tu nivel de estrés es altísimo

No es una coincidencia que sueles enfermarte después de un gran proyecto en el trabajo o después de una situación emocional en casa.

Según un informe de la Asociación Estadounidense de Psicología, el estrés a largo plazo debilita las respuestas de tu sistema inmunológico.

Eso es porque el estrés disminuye los linfocitos del cuerpo, los glóbulos blancos que ayudan a combatir las infecciones. Cuanto más bajos sean tus niveles de linfocitos, mayor será el riesgo de contraer virus como el resfriado común.

Siempre estás resfriado

Es perfectamente normal que los adultos estornuden y lloriqueen durante dos o tres resfriados cada año. La mayoría de las personas se recuperan en siete a 10 días.

Durante ese tiempo, el sistema inmunológico tarda de tres a cuatro días en desarrollar anticuerpos y combatir los molestos gérmenes.

Pero si estás constantemente resfriado es una clara señal de que tu sistema inmunológico está luchando para mantenerte al día.

Tienes muchos problemas de estómago

Si tienes diarrea, gases o estreñimiento con frecuencia, podría ser una señal de que tu sistema inmunológico está comprometido.

Investigaciones muestran que casi el 70 por ciento de tu sistema inmunológico se encuentra en tu tracto digestivo. Las bacterias y microorganismos beneficiosos que viven allí defienden tu intestino de infecciones y apoyan el sistema inmunológico.

Cantidades bajas de estas útiles bacterias intestinales pueden ponerte en riesgo de contraer virus, inflamación crónica e incluso trastornos autoinmunes.

Tus heridas tardan en sanar

Tu piel entra en modo de “control de daños” después de sufrir una quemadura, un corte o un rasguño. Tu cuerpo trabaja para proteger la herida enviando sangre rica en nutrientes a la herida para ayudar a regenerar la piel nueva.

Este proceso de curación depende de células inmunes sanas. Pero si tu sistema inmunológico está inactivo, tu piel no se puede regenerar. En cambio, tus heridas persisten y tienen dificultades para sanar.

Tienes infecciones frecuentes

Si pareces luchar contra infecciones frecuentes, es posible que tu sistema inmunológico te esté enviando señales de alerta.

La Academia Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología informa que los signos de una posible inmunodeficiencia en adultos incluyen:

  • Tener más de cuatro infecciones de oído en un año
  • Desarrollar neumonía dos veces durante un período de un año
  • Sufres de sinusitis crónica o más de tres episodios de sinusitis bacteriana en un año
  • Necesitas más de dos ciclos de antibióticos al año

Te sientes cansado todo el tiempo

Sabes que moverte mucho seguramente te dejará con una sensación de letargo. Pero si duermes lo suficiente y aún sufres de agotamiento, vale la pena considerar si tu sistema inmunológico está tratando de decirte algo.

Cuando tu sistema inmunológico tiene problemas, también lo hace tu nivel de energía.

Eso se debe a que tu cuerpo está tratando de conservar energía para alimentar tu sistema inmunológico y poder combatir los gérmenes.

Maneras de estimular un sistema inmunológico débil

Si las señales de advertencia anteriores te son familiares, debes prestarle a tu sistema inmunológico un poco más de atención. Algunos cambios en el estilo de vida y nuevos hábitos pueden mantener tu sistema inmunológico fuerte y saludable de forma natural:

  • Ten una dieta balanceada
  • Duerme lo suficiente
  • Haz ejercicio regular
  • Lávate las manos
  • Manténte al día con tus vacunas
  • Mantén un peso saludable
  • No fumes
  • Trata de minimizar el estrés

Tu sistema inmunológico es la clave para una buena salud, por lo que cuanto más puedas hacer para protegerlo, mejor.

 

 

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?