Vitorearon al Presidente de México Junto con los Héroes Patrios

JORGE HERRERA VALENZUELA

URGENOS SEGURIDAD, NO VIOLENCIA, SALUD Y UNIDAD

El miércoles pasado, hace ocho días, se recordó el inicio del Movimiento Insurgente de Independencia. Por segundo año consecutivo no hubo pueblo en la Plaza de la Constitución. En Palacio Nacional efusiva defensa del gobierno mexicano al de Cuba, cuyo presidente estuvo presente. En Turquía, el Presidente de México, fue vitoreado, por la cónsul mexicana en Estambul, después de citar a Hidalgo y a Morelos.

Difícil para el grueso de la población entender los mensajes que envía el inquilino de Palacio Nacional. Cinco días antes de la Noche del Grito, durante su programa televisivo mañanero,  el presidente aseguró que no quiere ver su nombre impuesto a una calle, colonia, parque recreativo, hospital, escuela. Creo que le faltó decir no ser vitoreado durante la ceremonia la noche del 15.

Resulta que dos damas no atendieron la palabra presidencial. Una periodista-diplomática y una gobernadora, actuaron bajo personal criterio. En la capital de Turquía, la cónsul Isabel Arvide Limón agregó el nombre de su jefe máximo al de los personajes iniciadores del Movimiento Insurgente de 1810. El suceso ha causado un revuelo internacional y los diplomáticos de carrera se sienten ofendidos, porque no se respetó el protocolo.

La mexicana Gabriela Cano, residente desde hace 6 años en Estambul, presente en el evento, protestó oralmente por la mención hecha, agregando que ella no está en contra del mandatario mexicano y desea, para bien de los mexicanos, termine bien su sexenio. Gabriela declaró que está amenazada de muerte. Desmintió a la cónsul periodista, que ella, Gabriela, le haya solicitado trabajo y acusó a la diplomática de llamarle borracha. Lo cierto es que la señora Arvide sigue manchando su historial.

Doña Layda Sansores San Román, gobernadora de Campeche, inauguró un auditorio que desde ahora lleva los nombres y apellidos del político tabasqueño. En el acto estuvo presente Mario Delgado Castillo, presidente nacional de Morena.

Hay más. En su reciente visita, perdón gira de trabajo, a Nayarit, el hombre nacido en Macuspana, Tabasco, fue calificado como El Libertador de México, por un ciudadano identificado con el nombre de Carlos Islas.  Por su parte en redes sociales, Arturo Abreu Ayala escribió que “hoy más que nunca, México necesita millones” de hombres como el actual Presidente de la República.

MURALES DEL PRESIDENTE Y LOS HÉROES

En las ciudades-capitales de Sinaloa y de Baja California, el rostro del tabasqueño aparece en la parte central de murales, donde también están pintados los héroes que iniciaron el Movimiento de Independencia, del prócer de la democracia y del consumador de la expropiación petrolera.

Frente al Salón de Cabildos, en el Palacio Municipal de Culiacán, en enero del presente año, fue develado el Mural de la Cuarta Transformación. Lo pintó “el joven artista Aldo”. En el lienzo están las efigies de Morelos, Hidalgo, Benito Juárez y Lázaro Cárdenas, al centro el rostro del Presidente de México en funciones.

El presidente municipal que ordenó el mural, Jesús Estrada Ferreiro, expresó que así se rinde un reconocimiento al tabasqueño porque “es el ejecutor de los ideales, de la doctrina, del pensamiento y de la idea de la libertad”,  de los que nos heredaron Independencia, Democracia y  Soberanía, aunque éstas últimas no fueron sus palabras textuales.

En la escuela Bachillerato General Militarizado “Tte. Alberto Bonilla Colmenero” fue pintado un mural donde aparecen Morelos, Hidalgo, el tabasqueño, Benito Juárez y Lázaro Cárdenas. El teniente médico militar, es el padre del gobernador saliente Jaime Bonilla Valdez, como lo publicó en marzo pasado el semanario Zeta. El morenista gobernante dijo que, en la imposición del nombre al plantel, “nada tuve que ver con eso, pero la familia lo considera un verdadero honor al homenajearlo por su desempeño de médico militar”

Dicho plantel está ubicado en Tecate, Baja California. El que ordenó la construcción del edificio, de la preparatoria militar, fue el fiscal general del Estado, Guillermo Ruiz Hernández, con el apoyo de la presidenta municipal Norma Bustamante.

PERIODISTA QUERETANO Y EL GRITO DEL 15

Le comentaré que en México un periodista de San Juan del Río, Querétaro, Juan Wenceslao Sánchez de la Barquera y Morales, en 1826, fue un entusiasta promotor para recordar, por primera vez en México, el aniversario del Grito de Dolores. Era síndico del Ayuntamiento de la capital queretana y el 16 de septiembre de ese año, pronunció el primer discurso para rendir homenaje a los Insurgentes Miguel Hidalgo, José María Morelos e Ignacio Allende, entre otros.

Muy activo el periodista, abogado y político marcó el inicio de las Fiestas Patrias. Dirigió el primer periódico del país, el Diario de México, fundado en 1805. Después desarrolló una extensa carrera periodística. Senador y presidente del Tribunal de Justicia. En el gobierno de Guadalupe Victoria estuvo a cargo de la Gaceta Oficial. En sus andares políticos participó en la fundación del grupo “Los Guadalupes” que respaldó las acciones de los Insurgentes. Murió en la Ciudad de México en 1840, según apuntó el escritor Rafael Ayala Echávarri.

DON PORFIRIO NO HIZO CAMBIO

El Grito de Dolores se dio en la madrugada del día 16 de septiembre y en 1826 el presidente Guadalupe Victoria, en Palacio Nacional, celebró por primera vez el Grito e  implantó esa fecha, como ya José María Morelos lo había propuesto. La fecha fue cambiada en 1846 a la mañana del día 15. El presidente, general José Mariano Salas. Esto descarta que Porfirio Díaz haya ordenado la modificación, pues en ese año, el oaxaqueño apenas tenía 16 años. Se argumentó que en 1896 se hizo la modificación, porque el 15 de septiembre era cumpleaños de Díaz.

El primer acto recordatorio y de homenaje a los insurgentes lo realizó el tlalpujaguequeño, michoacano, Ignacio López Rayón, acompañado por don Andrés Quintana Roo. Ambos se encontraban en el hoy pueblo  mágico de Huichapan, Hidalgo. El evento tuvo lugar en un balcón del edificio El Chapitel, la madrugada del 16 de Septiembre de 1812 y siguieron el festejo con disparos de la artillería y el repique de las campanas.

Fue el presidente Adolfo López Mateos el primero en ir, en el quinto año de gobierno, a la Parroquia de Dolores para dar el Grito. La tradición se terminó porque carlos salinas de gortari fue en su primer año de gobierno. El presidente egresado del Instituto Politécnico Nacional no salió a Dolores Hidalgo, en sus seis años. Vicente Fox  lo hizo un año antes de terminar su mandato y Felipe Calderón acudió a Dolores Hidalgo, en 2010. El criticado mexiquense tampoco fue a Dolores Hidalgo, durante los seis años que despachó en las oficinas de la residencia presidencial de Los Pinos, desaparecida por quien prefiere ser huésped en el Palacio Nacional.

[email protected]

 

 

 

 

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?