Propiedades de la Cúrcuma, para que sirve y cómo tomarla

La cúrcuma es una planta medicinal que tiene una raíz larga de color amarillo intenso que es transformada en polvo y es usada como condimento en varios países y como colorante alimentario, especialmente en la India. Esta planta también se conoce como azafrán de raíz o como palillo.

Además de ser usada muy a menudo en la culinaria, la cúrcuma también puede ser usada como remedio natural para mejorar problemas gastrointestinales, fiebre, tratar resfriados e, inclusive reducir el colesterol alto.

La cúrcuma es una planta con hojas largas y brillantes con una altura de hasta 1 metro y posee unas largas raíces de color naranja o amarillo intenso. Un dato interesante es que es uno de los ingredientes del curry, el cual es otro condimento muy utilizando en la cocina hindú. Su nombre científico es Curcuma longa y puede ser comprada en tiendas de productos naturales, algunas farmacias y en algunos mercados.

Beneficios de la cúrcuma

Las principales propiedades de la cúrcuma son su acción antiinflamatoria, antioxidante, antibacteriana y digestiva y, por esto, esta planta podría proporcionar diversos beneficios para el organismo como:

  • Mejorar la digestión;
  • Ayudar en la pérdida de peso;
  • Mejorar la circulación sanguínea;
  • Combatir resfriados y gripes;
  • Evitar las crisis de asma;
  • Desintoxicar el hígado;
  • Regular la flora intestinal;
  • Eliminar los gusanos intestinales;
  • Tratar problemas en el hígado;
  • Estimular el sistema inmune;
  • Aliviar la inflamación en la piel como eccema, acné o psoriasis;
  • Podría ayudar a regular el azúcar en la sangre y a evitar las posibles complicaciones de la diabetes.

Asimismo, la cúrcuma puede ser utilizada para disminuir los niveles de colesterol en la sangre, inhibir la formación de coágulos y aliviar los síntomas premenstruales.

El principio activo de la cúrcuma es la curcumina, que está siendo estudiada para tratar heridas en la piel como quemaduras. Para su estudio se está incluyendo en geles y pomadas de aplicación tópica, presentando excelentes resultados. Vea todos estos beneficios en el vídeo a continuación:

Cómo tomarla

La parte más utilizada de cúrcuma es el polvo que proviene de su raíz para aderezar las comidas, sin embargo, sus hojas también pueden ser utilizadas en la preparación de algunos tés.

  • Té de cúrcuma: Colocar 1 cucharadita de polvo de cúrcuma en 150 ml de agua hirviendo y dejar reposar durante unos 10 a 15 minutos. Después debe dejar que esté tibio, beber hasta 3 tazas al día entre las comidas;
  • Cápsulas de cúrcuma: por lo general la dosis recomendada es de 2 cápsulas de 250 mg cada 12 horas, totalizando 1 g por día, sin embargo, la dosis puede variar de acuerdo con el problema a tratar;
  • Gel de cúrcuma: mezclar una cucharada de sábila con el polvo de cúrcuma y aplicar sobre las regiones de la piel que estén inflamadas, como ocurre en la psoriasis.

Posibles efectos secundarios y contraindicaciones

Los efectos secundarios de la cúrcuma están relacionados con su uso excesivo, pudiendo causar irritación en el estómago y mareos.

A pesar de tener varios beneficios para la salud, la cúrcuma está contraindicada en personas que estén tomando medicamentos anticoagulantes y en individuos que tengan obstrucción de las vías biliares por piedras en la vesícula. La cúrcuma debe utilizarse sólo bajo orientación médica si se sospecha de embarazo o en el embarazo y durante la lactancia materna.

 

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?