La lógica en el uso o no, del cubreboca  

Soledad Durazo

Sin duda es una buena noticia que el presidente López Obrador se haya recuperado y esté de nuevo en activo.

En primer lugar es una buena noticia porque se trata de un ser humano que se ha recuperado de la enfermedad a la que alrededor de 170 mil mexicanos no han podido vencer. Y en segundo lugar porque se trata de una figura que, por ostentar el puesto de mayor importancia en este país, su falta de entrada provocaría inestabilidad y eso en ningún momento conviene máxime en los tiempos que ahora vivimos.

Lamento que pese a su grado de influencia, al liderazgo indiscutible que el presidente tiene en este país, siga en su postura de rechazo al uso del cubreboca.

Es increíble como ese “simple” trozo de tela haya ocupado tanto discurso muchas veces contradictorio, durante este año en México.

Resulta un contra sentido, por decir lo menos, la actitud presidencial que raya -con todo respeto- en la necedad. Pero no solo eso, provoca más desinformación y va en contra de todas las indicaciones que sugieren su uso como medida indiscutible para prevenir los contagios que siguen multiplicándose y lo que es peor, la cifra de letalidad también ha ido en aumento los últimos días.

No se preocupe presidente, si lo vemos con cubreboca, no vamos a pensar que le han puesto un bozal; al contrario, va a generar empatía porque ya es parte de nuestra indumentaria… haga de cuenta que va a visitar una comunidad indígena y le cuelgan flores a su cuello…el uso del cubreboca ya es parte del ritual de nuestros días… se vería muy bien poniendo el ejemplo, ejerciendo su indiscutible liderazgo para que sus gobernados se protejan con más determinación. Es un acto de responsabilidad presidente, que ojalá lo veamos practicar.

Por cierto, datos de la Asociación nacional de farmacias el 80% de la población conformada por aproximadamente 127 millones de mexicanos, utilizamos cubreboca. El articulo dejo de ser de venta exclusiva en las farmacias según registros a noviembre del año pasado, tan solo en la CDMX mil 600 pequeñas empresas reconvirtieron su giro para producir insumos relacionados con la pandemia entre ellos por supuesto, cubreboca.

En fin pues, como tuiteara ayer el Dr. Isaac Chávez: Yo uso cubreboca porque si la ciencia tiene razón, puedo evitar que alguien se contagie e incluso muera. Si la ciencia estuviera equivocada lo único malo sería el mínimo inconveniente de traer un cubreboca en mi cara. La decisión es fácil.

Ojalá sigamos coincidiendo en www.SoledadDurazo.com @SoledadDurazo FB/SoledadDurazo IG: soledaddurazo YT: SoledadDurazo

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?