Y así la música en el Super Bowl

Miley Cyrus, en concierto previo, y The Weeknd, en el medio tiempo, hicieron sonar sus canciones en vivo con público presente

 

Con una dedicatoria a los trabajadores de la salud que combaten la pandemia ante covid-19 en Estados Unidos, los cantantes y compositores Miley Cyrus y The Weeknd protagonizaron las actuaciones musicales del Super Bowl 2021 en su edición 55 realizado ayer en el Estadio Raymond James, de Tampa.

LA ANTESALA: ROCKEA “DURO”

Previo al partido entre los Bucaneros de Tampa Bay y los Jefes de Kansas, Miley Cyrus ofreció un concierto de 60 minutos en vivo, denominado TikTok Tailgate Preshow y emitido por la aplicación de TikTok en la cuenta oficial de la NFL, en el que tuvo como invitado al músico de rock y actor británico Billy Idol y después a la cantautora Joan Jett.

Cyrus tuvo como público a quienes han trabajado en el primer frente de la pandemia, quienes además fueron invitados al partido.

Con rock, sensualidad, emotividad y pequeños atuendos que combinaron lo deportivo con los tacones altos fue como la cantante, de 28 años de edad, se presentó ante una audiencia al aire libre, protegida con cubrebocas, para interpretar temas tanto de su reciente álbum Plastic Hearts, como de sus materiales anteriores.

Miley se abrió paso cual sensual porrista con Hey Mickey o Hey Miley, para interpretar enseguida Prisoner, y saludar a su público: “¡Muchas gracias! Bienvenidos al TikTok Tailgate. Este es mi primer show en aproximadamente un año y no me puedo imaginar una mejor manera que hacerlo aquí en Tampa con todos estos héroes de la salud, por eso vamos a rockear duro”, dijo.

Billy Idol hizo su aparición al lado de la cantante con Night Crawling y White Wedding, tras lo que Cyrus ofreció un aplauso a los héroes de la salud y sus seguidores: “Tómate un momento para sentirte orgulloso de ti mismo y date un aplauso. Cuando lancé Plastic Hearts el año pasado, lo hice sabiendo que tal vez no lograría un concierto en vivo, pero que quizá habría una fiesta en casa cuando lo escucharan. Espero optimismo en sus vidas”.

Heart Of Glass sonó enseguida y nuevo mensaje: “Uno de los regalos que la pandemia nos trajo entre muchas pérdidas y dolor, fue proteger a los demás y ser más compasivos; la paciencia entre nosotros. Creo que podemos vivir de una manera mucho más amable. Estoy agradecida por eso”, dijo antes de High, para invitar sus seguidores a continuar con el uso de cubrebocas dibujando una sonrisa en el interior.

Nothing Breaks Like a Heart, Jolene y Edge of Midnight fueron la antesala para que Cyrus se cambiara de atuendo a un jersey con el número 25, y cantará después junto a Joan Jett los temas Bad Karma, Bad Reputation y I Hate Myself for Loving You. En solitario continúo con Rebel Girl, Angels Like You y Plastic Hearts.

La nostalgia corrió a cargo de canciones como We Can´t Stop, del álbum Bangerz, Party in the U.S.A., del EP The Time of Our Lives, y luego Wrecking Ball, lanzada hace ocho años, fue de las más ovacionadas. El cierre, con un sentido “gracias” y el sol como testigo, fue con The Climb.

Muchos nos hemos sentido rotos este año. Se trata de unir el poder que hay en todos nosotros. Con suerte, volvemos a estar todos juntos pronto. Esta canción, The Climb, habla de no rendirse nunca. ¡Gracias!”, concluyó.

 

HALF TIME CON THE WEEKND

 

La expectativa que generó el canadiense Abel Makkonen Tesfaye, de 30 años de edad, más conocido como The Weeknd, para el show de medio tiempo del Super Bowl 2021 se concentró en 13 minutos y 39 segundos, que tuvo reacciones encontradas entre la audiencia, según lo que se expresó en redes sociales.

Para algunos, hicieron falta invitados especiales que lo acompañaran en un escenario del tamaño de un estadio como el Raymond James; para otros, cambios de vestuario y no sólo el saco rojo y el atuendo negro que caracterizan a su personaje desenfadado en algunos de sus más recientes videos.

En medio de fuegos artificiales, esperados como cada año en este show, el cantante inició su actuación en un auto negro en medio de una escenografía citadina, como su videoclip Blinding Lights, hecho de sólo luces y un letrero de bienvenida. Todo montado en un escenario puesto en una de las tribunas laterales del estadio.

Del cielo, un ángel pareció bajar a encontrarlo y abrió la visión a todo un coro ataviado de túnicas blancas y ojos rojos, cuya sede se partió en dos y le abrió paso nuevamente a The Weeknd en medio de una cegadora luz blanca, mientras cantó Starboy.

Con el coro detrás, micrófono y pedestal en mano, interpretó The Hills y de inmediato irrumpió en un escenario distinto: un cuarto de espejos y reflejos, lleno de luces y bailarines con máscaras blancas y su mismo vestuario, para Can’t Feel My Face.

Cantó en lo alto de la escenografía de la ciudad de luces, con una luna llena de fondo, I Feel It Coming y Save Your Tears. Los fuegos artificiales adornaron su escenario, mientras su imagen solitaria fue la única protagónica.

Con un arreglo de violines sonó Earned It –que fue parte de la banda sonora del filme 50 sombras de Grey– y enseguida apareció en la cancha que se tornó una duela con decenas de bailarines enmascarados de blanco para House Of Balloons/Glass Table Girls. Fue el paso al gran final y uno de sus temas más esperados, Blinding Lights. The Weeknd interpretó este cierre en medio de tan enorme coreografía y más fuegos artificiales detrás suyo, que lo hicieron abrir los brazos y cerrar los ojos en señal de agradecimiento.

EL HIMNO

 

El cantante de música country Eric Church y la intérprete de soul y R&B Jazmine Sullivan interpretaron el Himno Nacional de Estados Unidos en la Edición 55 del Super Bowl 2021, previo al inicio del encuentro. La cantante H.E.R tuvo una participación especial.

 

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?