Las otras patologías de la pandemia: se agravan las lesiones físicas por el uso del móvil

Las lesiones de mano y muñeca han aumentado por el uso excesivo de dispositivos que se ha producido desde el confinamiento

Entre los muy diversos efectos en la salud que está registrando la pandemia, uno de ellos tiene que ver con las lesiones de mano y muñeca debido al aumento notable del uso de dispositivos móviles que se ha producido desde el confinamiento. Concretamente, los especialistas ponen el acento en dos síndromes: el del túnel carpiano y el del túnel cubital, que hacen referencia, respectivamente, al entumecimiento en los dedos pulgar, medio e índice, y en el caso del segundo, al de los dedos pequeño y anular.

En traumatología no se trata de patologías nuevas, pero se ha amplificado en gran número estas dolencias que afectan al movimiento ordinario de la mano durante la pandemia. El doctor Carlos Thams, responsable de traumatología de la nueva unidad de Cirugía de la Mano y Miembro Superior de HPS, servicio pionero en Canarias, lo confirma: “Se ha registrado un incremento de patología relacionada con el uso excesivo de dispositivos electrónicos, especialmente en pacientes que antes del teletrabajo no estaban acostumbrados a pasar tanto tiempo frente al ordenador”.

El síndrome de neuropatía compresiva cubital se produce sobre todo en personas que flexionan habitualmente el codo más de 90 grados. Esto suele suceder, precisamente, cuando sostenemos un dispositivo tecnológico y esto se ha acrecentado con el uso excesivo de las nuevas tecnologías desde los meses de la primera ola de la pandemia y se siguen observando durante todo este tiempo un significativo aumento de casos.

 

La forma de teclear en estos dispositivos hace que el dedo pulgar se convierta en el dominante. Una consecuencia habitual es la tenosinovitis, una afección dolorosa que afecta los tendones de la muñeca del lado del pulgar. Se trata de una lesión frecuente en los jugadores de deportes de raqueta o golf, pero que actualmente está aumentando de forma considerable en niños y adultos.

 

El doctor Thams aclara a El Confidencial que el hecho de que se agraven estas lesiones, por el momento, solo es una percepción, “basada, únicamente, en la tendencia al alza que hemos visto en los últimos meses en la consulta, pero no hemos realizado ningún estudio riguroso que demuestra lo expuesto”.

 

Los síndromes del túnel carpiano y del túnel cubital afectan al movimiento ordinario de la mano, provocando un dolor persistente

 

El Hospital Perpetuo Socorro (HPS) de Las Palmas de Gran Canaria ha creado recientemente la Unidad especializada de Cirugía de la Mano y Miembro Superior, con el fin de aumentar el grado de especialización dentro del área de traumatología y poder estudiar cada caso de forma individualizada para alcanzar el mejor resultado en el menor tiempo posible. Los doctores Carlos Thams e Irene Martín son especialistas en Cirugía Ortopédica y Traumatología, especializados en Mano y Miembro Superior y dedicados desde hace años en exclusiva al tratamiento de mano, muñeca, codo y hombro. Los dos cirujanos cuentan con amplia experiencia en cirugía mínimamente invasiva, artroscopia, microcirugía y cirugía ecoguiada.

 

Ambos coinciden en que el cambio de hábitos provocado por la irrupción de la pandemia del coronavirus ha influido negativamente en determinadas patologías comprendidas en su especialidad, principalmente aquellas que afectan a la mano y la muñeca: “Nos ha llamado la atención un aumento de lesiones tendinosas y ligamentosas relacionadas con el ejercicio físico, especialmente en personas que han querido hacer entrenamiento en casa durante el confinamiento”, añaden.

Abuso de la tecnología

El confinamiento ha elevado a más de 9 horas diarias el tiempo de uso de dispositivos digitales como teléfonos móviles, tabletas, videojuegos y ordenadores, según el estudio ‘El bienestar personal y el uso de la tecnología en confinamiento’, dirigido por el grupo de investigación Jóvenes en Transición, del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) de la Universidad de Navarra.

 

El trabajo, de ámbito internacional, se ha llevado a cabo a partir de 9.300 encuestas realizadas en España, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Perú, Uruguay y Venezuela. El 70% de los encuestados han reconocido haber aumentado “bastante o mucho” el uso de dispositivos digitales durante los meses de confinamiento por la epidemia de covid-19. En cambio, otra de las conclusiones del informe es que las personas que destinaron más tiempo a hacer ejercicio físico y a aficiones sin pantallas presentan niveles más altos de bienestar.

Los que más lo sufren

Según Thams, “la mayor demanda de atención médica por este tipo de problemas se ve en personas que son laboralmente activas, especialmente a partir de los 35 años de edad”.

 

La que vemos con más frecuencia es la tenosinovitis de De Quervain, que provoca dolor en la base del pulgar y la muñeca cuando hacemos ciertos gestos como elevar el pulgar o flexionar la muñeca. Estudios realizados en universitarios han detectado en que algunos individuos la musculatura de la mano, en especial la que mueve y estabiliza el pulgar, sí se ha desarrollado de forma más marcada. Esto se debe a la plasticidad del cuerpo para adaptarse a ciertas exigencias físicas, de la forma en la que se transforma el cuerpo de un nadador o de un tenista en función de la disciplina deportiva”, explica.

 

“Una cosa que también vemos con más frecuencia son pacientes jóvenes y de mediana edad que consultan por síntomas parecidos a los de un síndrome del túnel carpiano, pero que en realidad es un cuadro secundario una contractura de la musculatura paravertebral en la columna cervical, por mantener demasiado tiempo una mala postura mirando la pantalla del móvil en la mano. En inglés lo han denominado como ‘texting neck’, algo así como ‘cuello de mensajear'”, añade.

Prevención de estas lesiones

Con respecto a los dolores inflamatorios en las manos y muñecas, la principal recomendación del médico es descansar las manos: “Es decir, no usar tanto los dispositivos móviles. Hacer pausas, aprender a usar ambas manos para no sobrecargar una sola. Cuando escribimos con el móvil cogido en la mano se fuerza mucho el pulgar, por eso podemos recomendar hacerlo con el móvil apoyado en una mesa. También se puede utilizar la función de dictado (voz a texto). Otra opción es la de utilizar un lápiz de punta de goma para escribir o teclear más fácil en estos dispositivos. Cuando aparece el dolor, lo mejor es dejar de usar el móvil y aplicar frío”.

 

Por otro lado, para prevenir los síntomas de origen cervical el especialista señala que hay que cuidar la postura, hacer pausas, y aprender a mantener una correcta higiene postural. El ejercicio físico también es importante para prevenir problemas en la columna cervical.

 

Asimismo el médico lanza el siguiente consejo: “Reducir el uso de dispositivos móviles, descansar el cuerpo, intentar mantener en la medida de lo posible una correcta postura y combinar con ejercicio físico”.

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?