¡Fuera pulgas! aléjalas de tus cachorros

En línea

Si tienes una mascota en casa, ya sea perro o gato, habrás tenido que lidiar, en alguna ocasión, con las pulgas, esos minúsculos parásitos que pueden multiplicarse a una velocidad asombrosa e infestar toda tu casa. De hecho, las pulgas, tienen la manía de depositar sus huevos en cualqueir lugar, ya sea el pelo de nuestro ‘peludo’ o las alfombras, colchones, sofás, etc. Por tanto, cuando sospechamos que nuestro animal de compañía tiene pulgas debemos actuar rápido, consultando al veterinario sobre qué productos podemos aplicar para acabar con ellas así como con los huevos que hayan podido depositar. Pero, ¿qué pasa si nuestra mascota es un cachorro, un gato menor de dos meses o acaba de parir y está dando de mamar a sus pequeños?

En estos casos, debemos tener mucho cuidado, puesto que no valen todos los productos y la aplicación de una sustancia antipasitaria, ya sea collar, pipeta o spray a corta edad puede poner en riesgo la salud de nuestra mascota. Por eso, hay que comentárselo al veterinario y seguir sus instrucciones. De esta manera, podremos eliminar las pulgas de nuestros cachorros de una forma segura. Así lo aconseja Ixone Capataz, veterinaria en AniCura San Fermín Hospital Veterinario, a quién hemos preguntado qué hacer si adoptamos o nos encontramos a un perro o gato lleno de pulgas.

¿Cómo saber si tiene pulgas?
Lo más frecuente suele ser observar un rascado intenso, aunque en muchas ocasiones existe descamación debido al mal estado del pelo y la piel y la mala alimentación que también pueden producirles picor. Una prueba infalibe es abrir el pelo hasta ver la piel, en varias zonas. Si se observan unas pequeñas motas de color negro/marrón/rojo oscuro, es muy probable que tenga pulgas. Estas motas son las heces de las pulgas (sangre seca) que se queda depositada entre el pelo.
¿Qué síntomas manifiestan además del rascado?
No, puede observarse enrojecimiento de la piel e incluso heridas si la infestación es muy grande (debido al mordisqueo o rascado). Otro hallazgo habitual que la gente desconoce es la presencia de parásitos en heces, debido a que las pulgas actúan como vector intermediario de un parásito llamado Dipylidium Caninun.

El animal al rascarse con la boca ingiere la pulga en cuyo interior está el parásito. Lo que se observa en las heces son gusanos intestinales, que a veces pueden salir en pequeños trozos, similares a granos de arroz. Estas estructuras pueden verse en ocasiones alrededor de la zona perianal.
¿Cómo le quitamos las pulgas a un cachorro?
Puede realizarse un baño antiparasitario con un buen cepillado, posterior. Además, hoy en día existen productos antiparasitarios que eliminan las pulgas y que pueden administrarse a cachorros, incluso menores de dos meses.

Es muy importante hacer también un buen control ambiental. Lavar con programas de agua caliente aquellas zonas donde el animal haya estado (sábanas, mantas, alfombras, su cuna…) y aquellas que no puedan lavarse (p.e. sofás), puede ser conveniente rociar algún producto antiparasitario inocuo para mascotas. Ante la duda siempre es mejor pedir consejo veterinario.
¿Sirve el baño para quitarles las pulgas?
Sí, una buena higiene es esencial, y el uso de un buen champú antiparasitario también. En cachorros que estén siguiendo un plan vacunal, o que éste vaya a comenzarse, es muy importante que queden bien secos tras el baño, para evitar resfriados.
¿A partir de qué edad podemos aplicar productos para pulgas?
En cachorros generalmente se utilizan productos antiparasitarios en pipetas. En adultos también, aunque hoy en día existen ya antiparasitarios externos que se administran por vía oral. También existen antiparasitarios en spray, pero generalmente son menos efectivos debido a que suelen quedarse en las capas superiores del manto.

Muchos de estos productos no dependen tanto de la edad, sino del peso del perro. Por eso es recomendable que sea un veterinario el que valore qué producto es más conveniente administrar a cada paciente en concreto.
¿Podemos aplicar sprays en los lugares de uso?
Sí, si se puede, y es recomendable sobretodo en aquellas zonas que no puedas ser lavadas en la lavadora. Siempre hay que tener en cuenta que sea un producto inocuo para mascotas y niños.

Fuente: hola.com

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?