¿De qué sirve el color del semáforo ante la instrucción presidencial?

Soledad Durazo

Me compartieron un video en el que un sacerdote de una forma por demás claridosa acepta rezar por una gran amiga suya que se encuentra muy enferma por COVID 19.

Pero el clérigo llega al punto de la desesperación por la necedad de la enferma que no quiso ponerse la vacuna y se pregunta ¿por qué tenemos que estar rezando por la gente necia?

Pues mire que si tiene razón el hombre de Dios. Y es que los datos que han dado las autoridades me parecen muy ilustrativos: el 97% de los hospitalizados a nivel nacional es gente que no está vacunada y en Sonora la cifra se eleva a 99%, de acuerdo a lo que compartieron las autoridades la semana pasada.

En 5 municipios del estado volvemos al rojo en el semáforo epidemiológico, es decir riesgo máximo. En general el estado sube del amarillo al naranja en la medición nacional porque aumentó 7 puntos la condición en que se encontraba con relación al riesgo.

A partir de hoy hay que cargar con el certificado de vacunación o comprobante de prueba negativa a COVID para tener acceso a los establecimientos.

En este panorama no se puede considerar prudente la decisión dictada desde la mañanera, de que volvamos a clases presenciales a partir del 30 de agosto, claro a voluntad de madres y padres de familia.

Se suponía que el regreso seguro es a criterio, con todo mundo vacunado y semáforo en verde; las tres “V” no se estarán cumpliendo.
La lógica entonces es que en realidad la definición de color de los semáforos como referente para permitir o impedir actividades, no sirve absolutamente para nada a la hora de tomar decisiones, máxime en algo tan importante como la educación.

El magisterio en su mayoría recibió en mayo la primera dosis de la cuestionada CanSino; la farmacéutica recomienda aplicar un refuerzo seis meses después porque según sus argumentos así se logra que los niveles de anticuerpos neutralizantes se multipliquen por ocho. En el caso de Sonora y previa autorización de COFEPRIS eso debería estar ocurriendo en noviembre. No es poco el personal docente que ha optado por combinar marcas ante la mala fama que tiene CanSino, aunque no hay evidencia científica que respalde con contundencia que esa medida sea adecuada.

Por lo pronto el SNTE inicia hoy la Jornada Nacional en apoyo al regreso seguro a las escuelas; desde el Comité ejecutivo nacional se estará coordinando la actividad en cada estado para que miembros de su sindicato supervisen las condiciones en los planteles; en el caso de la Sección 54 del SNTE su Secretario General, Raymundo Lagarda encabezará un equipo de más de 860 personas entre integrantes del Comité ejecutivo ampliado, los 145 secretarios delegacionales, 45 representantes de centros de trabajo y 572 representantes sindicales de escuelas. La sección 28 hará lo propio.

Lo que también hay que reconocer es que los y las jóvenes de Hermosillo no se portaron necios como la amiga del sacerdote en referencia, pues desde el viernes y hasta ayer largas filas se vieron de quienes acudieron a recibir el biológico.

Ojalá sigamos coincidiendo en www.SoledadDurazo.com @SoledadDurazo FB/SoledadDurazo IG: soledaddurazo YT: SoledadDurazo

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?