Cómo evitar que a tu móvil le dé un golpe de calor

El calor en exceso puede hacer que tu teléfono móvil tenga una vida más corta.

El verano es momento de diversión y ocio, aunque las altas temperaturas lo ponen todo más difícil cada vez. Y si los ancianos y niños son los más vulnerables al calor, nuestro dispositivo móvil también sufre con las altas temperaturas. El exceso de calor hace que el rendimiento se vea afectado, con la consecuencia directa de que la batería dura mucho menos. Habrás comprobado que durante la época estival has de ir a cargar tu dispositivo con mayor frecuencia. No está de más que eches un vistazo a nuestros consejos para alargar la batería de tu teléfono. Evitar que a tu teléfono móvil le dé un golpe de calor es tan simple como llevar bastante cuidado. Pero, además, te proporcionamos unos consejos que puede que desconozcas y que evitarán en gran medida el sobrecalentamiento de tu teléfono.

¿Por qué se calienta un teléfono?

Cualquier dispositivo que esté encendido, aunque se encuentra en reposo, desprende calor. Un teléfono móvil o una tablet cuenta con una batería que está realizando un intercambio de electrones. Por otro lado, nuestros teléfonos son ya pequeños ordenadores con procesadores muy potentes que se calientan cuando lo sometemos a muchas tareas a la vez. Otra de las partes del teléfono que desprende mucho calor es la pantalla. Cuando llevas bastante rato viendo vídeos de YouTube o tu serie favorita de Netflix, apreciarás que el panel se ha puesto muy caliente.

Los dispositivos móviles pueden calentarse también por otras causas, principalmente por la exposición directa al sol. Ocurre de manera habitual, dejamos nuestro dispositivo en el salpicadero de nuestro coche al sol. Bastarán solo cinco minutos para que sufra un sobrecalentamiento que lo deje fuera de combate durante bastantes minutos.

Cuando esto ocurre, es el propio dispositivo el que muestra una alerta en la pantalla de que se ha calentado en exceso. Para evitar que siga subiendo la temperatura, se queda prácticamente como un pisapapeles. No puedes utilizarlo para nada, y hasta que no recupere unos valores normales de temperatura se va a quedar así. No te alarmes, apaga inmediatamente el teléfono, retíralo del sol y quítale la funda. Cuando al tacto no esté tan caliente, podrás volver a encenderlo y comprobar que funciona con plena normalidad.

Otra de las causas que influyen en que un teléfono móvil también mucha temperatura es tenerlo cargando con la funda puesta. Si esta es gruesa, el calor que va generando el dispositivo no se disipa y puede afectar negativamente al rendimiento. Por otro lado, el uso de un cargador y un cable de muy mala calidad influirá notablemente tanto en la velocidad de carga como en el calentamiento del teléfono. Se han documentado numerosos casos, alguno de ellos en España, en el cual el dispositivo ha comenzado a arder por utilizar tanto un cargador como un cable de muy pobres condiciones.

Cómo evitar que tu teléfono móvil se caliente 

La precaución y estar continuamente vigilándolo son las mejores medidas para evitar que tu dispositivo se ponga demasiado caliente. Pero, además, estos consejos te ayudarán a que tu dispositivo evite un golpe de calor que podría afectar a su funcionamiento.

  • Si estás en el exterior, trata de tenerlo siempre bajo la sombra. Si vas a la playa con tu teléfono, apágalo cuando no lo estés utilizando y guárdalo envuelto en una toalla. Lo estarás además protegiendo de la arena y el salitre.
  • Si lo llevas en el interior del coche, aunque esté el aire acondicionado puesto, la exposición al sol hará que se caliente muy rápidamente. Por tanto, si utilizas el teléfono como navegador GPS, cambialo de posición si empieza a darle el sol directamente.
  • Utiliza siempre accesorios originales o de buena calidad. No es una buena idea tratar de ahorrar y adquirirlos en bazares que no den ningún tipo de garantía. El riesgo de accidente aumenta de manera exponencial con este material, ya que probablemente no tenga la certificaciones europeas.
  • Cuando lo pongas a cargar, siempre es muy recomendable quitarle la funda. Esta provoca que el dispositivo tome más temperatura. Además, durante el verano es una buena idea que utilices una funda más fina, con objeto de que no se guarde tanto calor alrededor de dispositivo.
  • Durante la época estival no debemos hacer un uso tan intensivo del dispositivo, es decir, acorta tus sesiones de navegación por Internet y haz pausas más largas. Ya no solo por evitar que se tome mucha temperatura, sino por distraerte de otra manera que no sea delante de una pantalla.
  • Un dispositivo cuya batería está en mal estado no va a dar un rendimiento adecuado y se calentará con más facilidad. El cambio de esta pieza es una operación bastante sencilla que se realiza en muchos comercios especializados y no tiene un coste elevado. Puedes consultar la salud de la batería de tu teléfono móvil dentro de Ajustes, o bien, instalando alguna aplicación como AccuBattery o MaxBattery
  • Si notas que tu dispositivo se ha puesto muy caliente y no le está dando el sol, es interesante que cierres todas las aplicaciones que no estás utilizando. Pero mucho mejor será que descanses unos minutos de teléfono móvil.

Estos consejos te ayudarán a tener un control sobre la temperatura de tu dispositivo. En casos extremos, un golpe de calor puede llegar a ser letal para el teléfono y hacer que deje de funcionar para siempre.

 

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?