Para echar campanas y campañas al vuelo

Soledad Durazo

Atribuir al presidente López Obrador “la honrosa gracia” de aplicar medidas con sentido eminentemente electoral, es no hacer justicia a los antecesores. Todos lo han hecho. El presidente se formó entre ellos y lo aprendió muy bien.

Que fuera a ser diferente como prometía, pues muy libre de creerlo quien lo haya creído y de no aceptar que se equivocó y abrazar el autoengaño, también es un ejercicio de libertad.

Ahora el tema es el de las pensiones.

Un asunto muy sensible y la población mayor sin duda es de los grupos más vulnerables. De hecho, como jefe de gobierno el ahora presidente de la República tuvo en el programa de apoyo a adultos mayores (AM), un esquema que le redituó muchos beneficios y por ahí le siguió con programas similares para otros grupos.

Sin duda escuchar que las pensiones van a llegar a más gente, desde más temprano y en mayor cantidad es para echar campanas y campañas al vuelo.

En su momento (2013) el presidente Peña Nieto anunció que bajaría a 65 la edad en que las personas podrían recibir su pensión; el presidente López Obrador en 2019 subió la edad hasta 68 años para ahora, casualmente en periodo electoral, bajarla a los niveles que la había dejado Peña y que él la recibió.

El electorero anuncio que el presidente de la República también contempla un incremento en los montos; a partir de julio, pasando el proceso electoral, subirán un 15% a la cantidad de lo que se percibe. Bimestralmente de 2700 pasará a 3105 pesos y así se irán dando los aumentos de forma gradual y en 30 meses más se alcanzará una pensión de 6 mil pesos en números redondos.

Como es lógico habrá necesidad de incrementos en el presupuesto; actualmente se ocupan 135 mmdp y en 2024 (próxima campaña) serán necesarios 370 mmdp para cubrir el monto de las pensiones.

Bien vale la pena observar las luces de alarma que la CEPAL prende al respecto por los cálculos que hace:

–       Incluir a los AM de 65 años a partir del 2021 requiere recursos públicos 23% a lo aprobado en el PEF2021

–       Mientras el sector salud recibe 1.9% más de lo que tuvo en el 2020 (en plena pandemia)

–       Educación no tiene este año más recursos para el regreso a clases que lo que tuvo el pasado 2020

–       El número de receptores crecería (por la disminución de la edad) 2.5 millones para un total de 10.7 millones de AM susceptibles de recibirla.

–       Con el aumento de la cobertura y monto, el gasto total en pensiones representaría el 6.5% del PIB para el 2024.

No habría problema pues porque fuera no solo eso sino mucho más, el problema es que no hay dinero.

Ojalá sigamos coincidiendo en www.SoledadDurazo.com @SoledadDurazo FB/SoledadDurazo IG: soledaddurazo YT: SoledadDurazo

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?