Los retos de la Rectora 

Soledad Durazo

Cuando una mujer llega a un puesto de decisión o a encargarse de una tarea que anteriormente no ubicaba a alguna fémina en ello, es un avance particularmente en la lucha de las mujeres, pero de la sociedad en general.

Derrumbar barreras que las costumbres o las conveniencias han impuesto, ha sido actividad permanente principalmente para las mujeres.

Sin duda celebrable en este contexto el hecho que la Junta Universitaria haya elegido a la Dra. Rita Plancarte para estar al frente de la Rectoría de la Máxima Casa de estudios en nuestro estado, La Universidad de Sonora.

“De las 34 universidades públicas estatales del país, 27 no han tenido una sola rectora en las 6 administraciones pasadas” reportaba una nota publicada en La Jornada en su edición del 20 de enero del 2020. Entre esos 27 estado se encontraba Sonora. Y también aportaba otro dato: “…si se toma en cuenta el sexo de las personas que han dirigido las universidades, en total 11 son mujeres y 193 hombres”.

Y así podríamos ir refiriendo otros ejemplos para demostrar la disparidad del género en puestos de toma de decisión en la educación superior.

Pero la historia nos ha traído hasta aquí. Y si bien es cierto siempre se requiere el contexto y el impulso que el pasado pueda aportarnos, es sin duda nuestro actuar en el presente lo que va a provocar las características del futuro.

De la llegada de Rita Plancarte a la Rectoría de la UNISON podrán decirse muchas cosas, algunas ciertas otras producto de la imaginación. Lo que no puede escatimársele, es que es una académica de amplia trayectoria y con las credenciales y la capacidad suficiente para hacerse cargo de tan alta responsabilidad.

La Dra. Plancarte llega a la Rectoría de la Universidad de Sonora en la transición que marca la pandemia con todas sus implicaciones; los primeros meses le tocará la conclusión de la primera gubernatura en el estado encabezada por una mujer y prácticamente los dos primeros tercios de una nueva administración. Y deberá enfrentar los eternos problemas de la universidad que tienen que ver con la relación laboral y en estos tiempos en que los presupuestos son más reducidos deberá fortalecer los mecanismos para generar ingresos propios para la Institución…pero además tiene que atender de manera directa y contundente tantas denuncias de acoso sexual de que son víctimas tantas integrantes de la comunidad universitaria, principalmente mujeres estudiantes; que no haya conquista sindical ni grado académico o pertenencia a grupos de poder al interior de la universidad, que impida el castigo de quien acosa y la protección a las víctimas… La Dra. Plancarte podrá poner en práctica su formación humanista porque en muchos sentidos afrontamos como sociedad nuevos retos que ponen a prueba nuestra capacidad intelectual pero también demanda sensibilidad, empatía, solidaridad… que sea este el inicio de un nuevo y mejor ciclo para la Universidad de Sonora y que como su lema lo dicta, el saber de sus hijos haga su grandeza.

Ojalá sigamos coincidiendo en www.SoledadDurazo.com @SoledadDurazo FB/SoledadDurazo IG: soledaddurazo YT: SoledadDurazo

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?