Una variedad de garrapata podría preferir instalarse en el cuerpo humano debido al cambio climático

En línea

Una variedad de garrapatas que portan la bacteria que causa la enfermedad mortal de la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas (FMMR) tienen más del doble de probabilidades de cambiar su preferencia de alimentación de los perros a los humanos cuando las temperaturas aumentan, una señal de que el cambio climático podría expandir e intensificar los riesgos de enfermedades humanas, según un nuevo estudio presentado ese lunes en la Reunión Anual de la Sociedad Estadounidense de Medicina e Higiene Tropical (ASTMH).

“Nuestro trabajo indica que cuando hace calor, deberíamos estar mucho más atentos a las infecciones de FMMR en humanos –destaca Laura Backus, quien dirigió el estudio en la Facultad de Medicina Veterinaria Davis de la Universidad de California (UC -Davis)–. Descubrimos que cuando las temperaturas subieron de unos 23 a 38 grados, las garrapatas marrones de los perros que portan la enfermedad tenían 2,5 veces más probabilidades de preferir a los humanos a los perros”.

Los casos de FMMR y enfermedades relacionadas, conocidas colectivamente como rickettsiosis por fiebre maculosa, han aumentado drásticamente en los últimos 20 años. La enfermedad se puede tratar con antibióticos si se detecta en la primera semana de infección, pero una vez que la infección se afianza, la tasa de mortalidad de las víctimas puede superar el 20%.

Las complicaciones pueden incluir vasos sanguíneos dañados, inflamación del corazón, pulmones o cerebro e insuficiencia renal. Durante los últimos 10 años, las autoridades de salud pública se han alarmado particularmente por una serie de brotes mortales de FMMR entre las comunidades indígenas de Arizona y el norte de México.

Actualmente, las garrapatas marrones de linaje tropical se encuentran en las regiones del sur de los Estados Unidos, en lugares como Arizona, Florida, el sur de California y el sur de Georgia. Sin embargo, Backus advierte de que se espera que su área de distribución se mueva hacia el norte a medida que el cambio climático hace que aumenten las temperaturas promedio.

Las garrapatas marrones del perro que pertenecen a otro linaje, el linaje templado, se encuentran en los 48 estados y también pueden ser portadoras de FMMR. Backus apunta que si bien las garrapatas mostraron solo un ligero aumento en la preferencia por los humanos sobre los perros en la prueba de temperatura más alta, presentaron una disminución pronunciada en su preferencia por los perros.

“Creemos que esta menor preferencia por los perros, combinada con un ligero aumento en la preferencia por los humanos, sugiere que las altas temperaturas también pueden elevar los riesgos de FMMR en áreas donde las garrapatas templadas son más comunes“, añade Backus.

“El cambio climático se está moviendo tan rápido que es fundamental mantenerse al día con las muchas formas en que puede alterar e intensificar el riesgo de una amplia gama de enfermedades infecciosas para que estemos mejor preparados para diagnosticarlas, tratarlas y prevenirlas”, añade.

Fuente: 20minutos.es

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?