Frutas y verduras para la mascota perruna

En línea

Seguramente hayas oído hablar de determinadas verduras y frutas para perros que son aptas para que tu mascota las consuma. Las tipologías más beneficiosas para el organismo de tu mascota te las mostramos en este artículo. Eso sí, hay que recordar que la ingesta de estos alimentos debe ser moderada; nunca deben convertirse en los protagonistas de la dieta canina, ya que no deben suponer más de un 10-15% de la dieta diaria.

Aquí contemplarás las frutas y verduras para perros que nuestros fieles compañeros pueden comer. No obstante, hay otros alimentos que son muy nocivos para los canes y que debes conocer. En nuestro artículo los 27 alimentos prohibidos para tu perro contemplarás comida que en ningún caso deberás dar a tu mascota. Y si por algún casual tu mascota ha ingerido alguno de los mismos, siempre podrás acudir al veterinario más cercano para tener mayor tranquilidad.

FRUTAS

Son varias las frutas para perros que se pueden contemplar en la dieta del animal. La manzana, la mandarina, el plátano y las fresas, entre otras, pueden participar en las distintas comidas de los canes. En este apartado no entran frutas como las uvas, las cuales son muy tóxicas.

MANZANA 

Es una de las frutas más beneficiosas para el organismo del can. Sus propiedades alimenticias aportan vitaminas y fibra al animal. Además, es una fruta que resulta muy sabrosa, ¡se trata de un auténtico vicio para el perro! Sin embargo, hay una parte de la manzana que no se deberá facilitar al can: el corazón. Todas las semillas en general y las semillas de las manzanas en particular, son perjudiciales para la salud de los fieles compañeros peludos.

PLÁTANO 

El plátano, por lo general es una fruta que aporta muchos beneficios a todos los perros que la ingieren. La cantidad de fructooligosacáridos que posee promueve la creación de bacterias saludables que protegen el intestino del animal. Por otro lado, no hay que olvidarse tampoco de las vitaminas B6 y vitamina C, importantes para evitar problemas cardiovasculares y reforzar el sistema inmunológico, respectivamente.

Esta fruta es rica en potasio, un compuesto que ayuda a reforzar los huesos del can, pero no solo eso. Este también nos ayudará a compensar problemas intestinales como la diarrea. Las patologías que tengan este síntoma pueden ser combatidas con dosis controladas de plátano.

No obstante, esta propiedad del plátano puede volverse en contra del can si le aportamos dosis elevadas. El estreñimiento del perro puede ser una realidad si este ingiere cantidades sobradas de esta fruta.

PERA

La pera es una fruta muy recomendable en los meses más calurosos del año. Su alto contenido en agua (un 80%) permite que el can se mantenga hidratado, al mismo tiempo que el perro disfruta de un sabor inconfundible y delicioso. Su alto contenido en vitaminas y en fibra también hace méritos para que esta fruta se encuentre en este artículo.

Como en el caso de la manzana, la única parte nociva para la salud del animal es el corazón, ya que contiene semillas. Por lo demás, ¡esta fruta es totalmente apta para dar a perros!

MELÓN Y SANDÍA 

Se trata de dos frutas ricas en fibra y que prácticamente son todo agua. Esto último las convierte en unos alimentos muy recomendables para facilitar a los canes en verano. El melón y la sandía son ricas en vitaminas y en ácido fólico, nutrientes que aportan una buena nutrición.

Tanto el melón como la sandía son frutas que tienen una gran concentración de semillas. Estas, al igual que la pera y la manzana, son perjudiciales para la salud canina. Por ello, siempre que se le ofrezcan estas frutas a los canes, debemos apartar las pepitas de las mismas.

FRESAS 

Las fresas, como el resto de frutas que estamos comentando en este artículo, no deben protagonizar la dieta canina, aunque sí pueden ser un complemento nutritivo bastante beneficioso. En concreto, estas piezas son ricas en vitaminas, fibras y ácido fólico. Además, también son una gran fuente de hidratación natural y contiene muy pocas calorías. ¡Por eso son ideales para perros que tienen unos kilos de más!

Sin embargo, con las fresas hay que guardar precaución, sobre todo, por los ácidos, los cuales pueden provocar diarrea en los canes. También hay que tener en cuenta los azúcares que contienen, hidratos que en grandes dosis no son nada saludables en el organismo del perro.

MELOCOTÓN Y ALBARICOQUE

Son dos frutas que suelen gustar mucho a los canes. Hablamos de unos buenos pilares nutritivos que aportan vitaminas y aminoácidos. Eso sí, el perro no puede comer el hueso o la semilla del interior de dichas frutas. Por lo tanto, hay que facilitarle la fruta bien pelada para evitar efectos nocivos en su salud.

OTRAS FRUTAS 

Aparte de todas las frutas dichas, hay un gran abanico de piezas que también pueden complementar la dieta de tu can. La papaya, el mango, los arándanos, las moras, el coco o los nísperos son admitidos por los organismos caninos, siempre y cuando se aporten dosis moderadas de cada fruta.

La fibra, los antioxidantes y las vitaminas son la principal fuente de nutrientes que estas piezas aportan a todo el can que las ingiere. Recordamos que en los casos con hueso o semillas, los mismos deben retirarse para evitar los efectos perjudiciales en el animal.

VEGETALES Y VERDURAS 

Al igual que las frutas, las verduras para perros también pueden ser un complemento nutricional muy valioso en la dieta canina. Aportamos una lista amplia de verduras que podrán ser catadas por nuestros fieles compañeros, siempre que se las aportemos con moderación y siguiendo los consejos indicados:

CALABACÍN 

Se trata de una verdura que conserva muy bien sus propiedades aunque esta se cocine, algo que no se puede decir de todos los alimentos que se contemplarán en los siguientes apartados.

El calabacín es rico en potasio, tiene calcio y posee un alto contenido en vitamina A. Si el can adquiere calabacín, tendrá una mayor salud renal y cardiaca, por no hablar del refortalecimiento de sus huesos.

BRÓCOLI 

Son muchas las ayudas que aporta esta verdura en el organismo canino. Las distintas vitaminas que contiene (C, A, E y K) aportan diversos beneficios al cuerpo canino: refortalecimiento de los huesos, propiedades cicatrizantes, favorecimiento de la visión y de los dientes del can, etc.

Además de ello, hay que recordar que el brócoli actúa como un poderoso antioxidante, mejora la digestión y ayuda a combatir la anemia –gracias al folato y hierro-. Por último, los perros diabéticos tienen en esta verdura un apoyo importante, puesto que previene daños en los vasos sanguíneos.

ZANAHORIA 

La zanahoria es un vegetal que se puede dar crudo sin problemas. Esta hortaliza es una auténtica mina de vitaminas (B, C, D, E y K) y un gran aliada para la visión canina. Morder la fibra de la zanahoria aporta al perro, además de lo dicho, una limpieza bucal única, puesto que ayuda a reducir la cantidad acumulada de sarro en dientes y encías.

PATATAS 

En cuanto a las patatas para perros, siempre ha habido discrepancia de opiniones. Muchos han señalado tajantemente que son perjudiciales para los canes y que, bajo ningún concepto, se les deben de dar. Sin embargo, esto no se puede considerar verdad.

Las patatas, siempre que se cocinen, pueden ser ingeridas sin problemas por los canes. El problema en el perro vendrá cuando este coma: una patata cruda, los brotes de las patatas cuando estas germinan y las hojas y el tallo de las plantas de la patata.

Cuando el perro pruebe la patata de forma cocinada, este tubérculo le aportará vitamina B, una gran cantidad de energía, escasas calorías y mucha fibra.

TOMATE 

Al igual que ocurre con la patata, el tomate también ha sufrido la acusación falsa de que es un alimento tóxico para los perros. Todo tomate maduro es una hortaliza completamente apta para que un can pueda probarla.

¿Cuándo un tomate es tóxico para los perros? Cuando se encuentra verde. En estos casos, el estómago del can no reaccionará bien a este alimento. Tampoco lo hará si come las partes verdes de la planta de tomate, las hojas, los brotes y el tallo.

Por otro lado, el consumo de salsa de tomate y de kétchup no es nada recomendable, ya que estos alimentos suelen tener una gran cantidad de grasas y de sal nada favorables para el organismo canino.

PEPINO

El pepino es, sin duda, un vegetal que tiene mucho que aportar a los canes. Para empezar, recomendamos lavar la cascara y trocear el pepino para facilitarle las cosas al compañero peludo.

Este alimento aporta fibra y agua al animal, además de antioxidantes como la vitamina C y diversas vitaminas más. El potasio también pertenece a la composición de este vegetal que reduce, aparte de la diarrea, la presión arterial del can.

COLIFLOR 

¿Se le puede dar a un perro coliflor? ¡Por supuesto que sí! Esta verdura es aceptada por el perro tanto cruda, como cocida. Cuando el can posee problemas intestinales, la coliflor puede ser un gran apoyo.

También lo es en cuanto existe una inflamación de articulaciones: esta verdura puede actuar como un pequeño antiinflamatorio en casos de artrosis. ¡Es ideal para los perros de edad avanzada!

OTRAS VERDURAS 

El organismo canino también acepta los vegetales y verduras que señalamos en este apartado. Las judías verdes, los guisantes, las espinacas, los boniatos, la lechuga, los espárragos, el apio, la remolacha y el pimiento aportan una serie de vitaminas, minerales y energía al organismo del perro que es adquirida sin problemas por el mismo.

Como se ha señalado al principio de este artículo, la dosis de verduras y frutas para perros no debería superar la décima parte de la comida ingerida. Por ello, debes dosificar las dosis de estos alimentos en el organismo de tu can.

Fuente: mascotaysalud.com

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?