Conoce el anuncio mexicano (1967) que invitaba a guardar el jugo en el envase de cloro

En linea

UN COMERCIAL DE 1967 RECOMENDABA UTILIZAR LAS BOTELLAS DE CLORO COMO VASOS EN EL HOGAR, O PARA ALMACENAR AGUA Y JUGO EN EL REFRIGERADOR.

La publicidad ha cambiado radicalmente en las últimas décadas y con ella, la información sobre lo que contiene cada empaque y su interior es cada vez más amplia. En los últimos días, un comercial mexicano se viralizó en TikTok debido a los polémicos usos que propone para las botellas de plástico que contienen cloro.

En él, una mujer caracterizada como lo que solía llamarse “ama de casa” presenta la nueva botella de plástico Cloralex y sus beneficios, como su agarre ergonómico que permite manejarla “con más comodidad”, además de que por sus características, es definida como “irrompible”.

En el momento más criticado del comercial, la mujer abre el refrigerador y muestra un par de botellas de cloro con las leyendas “AGUA” y “JUGO”, haciendo alusión a que el plástico es un excelente envase para almacenar bebidas.

Además, la mujer en pantalla sugiere cortar por la mitad el envase y utilizar la parte inferior como vasos o floreros.

El comercial presenta al plástico como un material novedoso y moderno, producto de la época. El PET fue patentado en 1941 por primera vez y desde entonces, comenzó a utilizarse ampliamente en envases de todo tipo. La industria comenzaba una expansión sin precedentes en México, sustituyendo al vidrio, acero y la cerámica, además de otros materiales que hoy conocemos como menos contaminantes.

EL PELIGRO DE REUTILIZAR PLÁSTICOS DE UN SOLO USO

Los envases plásticos desechables que están fabricados para un único uso, como los que contienen yogur y crema, o las botellas de agua y otras bebidas, pueden ser un foco de infección debido a las bacterias que pueden albergar fácilmente, mismas que se multiplican en el refrigerador.

Otra de las polémicas al respecto es la noción de que el desgaste de estos plásticos puede transferir bisfenol A o BPA a los alimentos o bebidas que contienen, un producto definido por la Organización Mundial de la Salud como “una sustancia química ampliamente utilizada en la fabricación de plástico de policarbonato y resinas epoxi”.

De ahí que reutilizar una botella de plástico para almacenar bebidas no sea recomendable, mucho menos cuando se trata de un envase que almacenó un químico potencialmente tóxico como el hipoclorito de sodio, principal compuesto del desinfectante conocido popularmente como cloro o lejía.

Además, utilizar una botella cuyo color y forma se identifica con una sustancia tóxica para el agua potable (o viceversa) no es recomendable, especialmente cuando hay menores de edad en casa.

Fuente: muyinteresante.com

 

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?