¿Trabajar desde casa te genera ansiedad? esto te interesa

El 2020 no sólo nos marcó a nivel mundial por la llegada del coronavirus, también será recordado como el año en el que el home office se instauró a nivel mundial y en algunas empresas, llegó para quedarse.

Martha Millán, directora de Estrategias Corporativas de Newmark, destacó que el trabajo en casa o home office vino a ser de gran ayuda para muchas empresas y empleados, sin embargo, estar todo el día en el hogar puede producir una sensación de soledad o aislamiento, ya que al laborar en una oficina, se adquiere la oportunidad de socializar y conectarse con las demás personas.

“Trabajar desde la vivienda puede llevar a la persona a perder el control y pasar sus propios límites, porque dedica más tiempo del necesario, lo que puede llevar a la pérdida de sueño, ansiedad y reducir el tiempo de calidad en familia. Asimismo, lleva a querer estar informado sobre la crisis actual, lo cual causa preocupación y genera mucho pánico, y todo lo anterior puede conducir a varios daños en la salud mental, debido a que se puede llegar a sugestionar, pensar que está contagiado, vivir con miedo y preocuparse en exceso, esto además de las distracciones propias que el hogar conlleva.

 

“Cada persona percibe y reacciona a las crisis de diferente manera; debemos priorizar la salud mental en estos tiempos para poder pensar con claridad y equilibrar nuestras responsabilidades personales y laborales”, indicó Millán.

 

Cómo manejar la ansiedad del home office

 

Page Anderson, profesor de psicología y neurociencia en Georgia State University, brinda las siguientes recomendaciones para manejar el estrés y ansiedad mientras trabajamos desde casa.

 

  1. Establece horarios

Tal vez sea muy tentador quedarse en cama y pijama todo el día, pero si quieres brillar en tu trabajo, es importante que sigas y respetas la rutina profesional que hacías antes de la pandemia: levantarte siempre al mismo tiempo, arreglarte como si fuera a la oficina (bañarse, vestirse, desayunar) e iniciar justo a la hora que llegabas al trabajo.

  1. Haz tu espacio laboral

 

Busca un lugar de tu casa para trabar: una silla cómoda, una mesa , material de oficina, conexión de wifi , agua, snacks, etcétera. Trabajar en la cama, o en diferentes espacios no establecidos (como el comedor o el sofá) además de cansarte más, hará que tus labores sean más lentas debido a los distractores que puedes tener cerca.

 

  1. Informa a familia y amigos que no estás disponible

 

Para quienes viven contigo será difícil de entender que estás pero no como si fuera un fin de semana o vacaciones. Hazles entender de manera tranquila que no puedes estar realizando actividades (hacer labores del hogar, ir al supermercado o ver películas) porque estás trabajando.

 

Para evitar malos entendidos, déjales claro cuáles son tus horarios de trabajo y la importancia de que estés disponible siempre para cuestiones de la empresa a la que laboras.

 

4. Presta atención a tus emociones

 

Identifica las estrategias para hacerle frente a la ansiedad. En tiempos de estrés e incertidumbre, nuestras habituales estrategias para afrontar la ansiedad se amplifican y pueden volverse problemáticas.

Anota en una libreta si notas cambios en tu estado de ánimo, si haces conductas repetitivas ( y a veces dañinas).

Es normal caer en alguna de ellas, pero cuando pasas dos semanas contínuas haciéndolas, lo mejor es que te apoyes con un especialista.

 

  1. Date pequeños brakes

Trabajar desde casa puede ser más agotador que si estuvieras en la oficina, por eso, se recomienda hacer pequeñas pausas cada hora de 10 a 15 minutos. Aprovéchalas y trata de estirar tu cuerpo, bebe un té relajante, observa desde tu ventana la calle, si cuentas con un jardín, siéntate un rato sobre el pasto, escucha música….cualquier actividad que quieras hacer, ese es tu momento. ¡Aprovéchalo! Cargarás ‘pilas’ y tu  trabajo será más efectivo.

 

  1. Resístete a querer ser “La Mujer Maravilla” o “Superman”

 

Trabajar desde casa abre nuevos horizontes de multitarea: lavar la ropa, encender el televisor, preparar un refrigerio.

Está bien que lo hagas, la cuestión es que no quieras resolver todo de una vez. Haz una lista de los pendientes de casa y los del trabajo. Si puedes compaginar ambos, está perfecto, si no, dale prioridad a lo urgente. Identifica las 3 cosas más importantes que debes sacar durante el día y hazlas primero.

 

  1. Haz alguna actividad de tu agrado

Leer, bailar, ver una película o hacer ejercicio es súper necesario para poder sacar el estrés y la ansiedad que vives diariamente.

Busca un tiempo en tu agenda diaria para darte ese gusto y verás que poco a poco la ansiedad, desaparece.

 

Recuerda que tu bienestar emocional es parte fundamental de tu salud. Vive un día a la vez y podrás disfrutar más de cada momento de la vida.

 

 

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?