Lo que no debe faltar en una mesa mexicana en Navidad

En línea

Navidad es la ocasión perfecta para realizar una agradable reunión. La música, los fuegos artificiales y los regalos se disfrutan en compañía de los seres queridos. Además, se caracteriza por contar con deliciosos alimentos que deleitan el paladar de los presentes.

Algunas veces es complicado decidir qué debe estar en nuestra mesa para la cena de una fecha tan especial. Para ayudarnos a tomar esta decisión, un grupo de especialistas nos presenta los elementos indispensables para sorprender a tu familia y amigos.

La decoración es fundamental

La mesa debe ser vistosa, pero sencilla. Hay que darle su espacio a cada comensal para que esté cómodo. En caso de integrar un centro de mesa, este debe ser pequeño para evitar que estorbe.

Para Brendan Otero, chef y copropietario del restaurante Puerta Grande, es un buen gesto colocar frutas como uvas, o entradas pequeñas como camarones. De esta manera, los invitados podrán comenzar con un bocadillo antes de comer el platillo principal; además de que se brindará a la mesa un aspecto cálido y atractivo.

El platillo principal

En México, la comida que se prepara para las cenas navideñas se ha convertido en una tradición. Para el chef, algunos platos que no deberían faltar son:

  • El bacalao

“Es sencillo, rápido y del gusto de casi todos los paladares”, comenta. El platillo originario de Veracruz es, sin lugar a dudas, el más representativo de la cena de Navidad y se puede preparar con ingredientes sencillos y fáciles de conseguir.

  • Romeritos

Tienen un alto contenido nutricional y sus ingredientes son fáciles de encontrar. Han elevado su popularidad, ya que son un delicioso aperitivo al ser preparados con mole y almendras.

  • Pavo

“Funciona perfecto para niños, ya que el sabor es muy parecido al pollo; se podría preparar con un relleno dulce”, menciona Brendan. A pesar de no ser un platillo mexicano, nos hemos encargado de nacionalizarlo, agregándole rellenos como la carne molida y verduras.

  • Pierna de cerdo

Es un plato tradicional un poco más costoso. Se caracteriza por ser horneado y salseado con jugo agridulce. Se puede acompañar de ensalada de manzana o mango.

  • Pozole

En temporada de frío, no hay caldo más tradicional que el pozole. Elaborado con carne, maíz y condimentos, siempre será un éxito en cenas navideñas o posadas.

  • Tamales

Son la merienda perfecta. Sus variedades permiten a los invitados escoger entre sabores salados o dulces. “Los tamales no pueden faltar”, dice el chef.

Un delicioso postre tradicional

Una vez que el plato principal se terminó, la espectacular cena puede culminar con un rico y tradicional postre.

  • Turrón de chocolate

Para Brendan, “los postres con chocolate siempre son esperados en la cena de Navidad”, por lo cual un delicioso turrón podría completar con éxito la noche.

  • Ensalada de manzana

Es una ensalada sencilla, rica y fácil de preparar, ya que únicamente lleva frutas como manzana, pera, piña y uva; mezcladas con crema y nuez.

  • Buñuelos

Un postre mexicano lleno de tradición. Se preparan a base de miel, piloncillo y canela. En Navidad, la mayoría de ellos están espolvoreados con azúcar. Nadie se les puede resistir.

  • Arroz con leche

Deleitará a los invitados con un sabor reconfortante. Hará a los mayores recordar su niñez y a los pequeños les enseñará los deliciosos sabores caseros.

El vino perfecto para cada ocasión

Escoger un vino poco adecuado puede restar sabor hasta a los mejores platos. Por eso, Marisa García, directora de Bon Vivant, y Claudio Innes, master wine sommelier y propietario de La Tasca (San Juan de los Lagos, #107; Aguascalientes), nos brindan algunas recomendaciones para combinar de manera correcta la comida con los vinos.

  • Un espumoso para comenzar

“El vino espumoso representa festejo, es perfecto para abrir la cena, asegura Marisa.

Si decidiste servir entradas refinadas a tus invitados (quesos, aperitivos, canapés, frutos secos, jamón serrano, entre otros), los espumosos son la mejor opción para acompañarlas, ya que son secos y, por lo tanto, mejorarán indudablemente el sabor.

Para Marisa, los vinos espumosos perfectos para abrir una cena navideña son: Cava, debido a su buena estructura y poca graduación alcohólica; Brut Seco, entre más seco, mejor; y Champagne.

Por su parte, el propietario de La Tasca recomienda los vinos blancos afrutados como el Pinot Gris.

  • Un vino para cada plato

Aquí, las recomendaciones de Claudio Innes para asegurarse de que el plato fuerte tenga una excelente combinación y se mejore su sabor.

Bacalao. Debido a los sabores medios de este platillo, lo mejor es beber un vino blanco potente con madera, como los Chardonnay, o un tinto ligero preferentemente sin barrica, como los vinos jóvenes de La Rioja.

Pavo y pierna. Los vinos tintos de media potencia, con no más de un año de barrica, son los indicados. Recomienda los de la región de Burdeos.

Romeritos. Para compensar el potente sabor de este platillo, aconseja adquirir un vino tinto potente, como el Malvec del viñedo Santa Elena de Aguascalientes.

Además, el vino puede usarse para crear una bebida tradicional mexicana navideña: el ponche, cuyos ingredientes son vino tinto, cáscara de naranja, trozos de manzana, azúcar, canela y clavo.

  • El vino ideal para cerrar con broche de oro

Para acompañar a los deliciosos postres, nuestros expertos aseguran que no hay mejor vino que un espumoso, como los de Frech Senet de Querétaro o el Champagne

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?