Este gobierno de cuarta ha ido de mal en peor desde que inició. Desde cancelaciones de proyectos multimillonarios, a nepotismos, corrupción, a raros intentos de imposición. Como el aumento a las horas de conferencias oficiales, la solicitud de base de datos a redes sociales para que el gobierno tenga información de quién crítica, hasta la militarización del país, entre otras.

Afortunadamente, la mayoría de esas propuestas se han cancelado, otras que siempre sí, y otras que dice mi mamá que siempre no. Pero no debemos olvidar que han llegado a ser declaraciones oficiales en varias ocasiones por el propio presidente y su gabinete, hay que tener los ojos bien puestos en eso.

Ahora, a mediados del mes de mayo, cuando se mencionó la militarización el país, rugió una sonora alarma en el país. Pues la participación militar en México nunca ha llevado a nada más que inocentes asesinados, y criminales andando.

Relatos de mujeres violadas, secuestradas, torturadas, y sus familias afectadas tienen en común “militares”, “policía”; “gobierno”, “impunidad” y otras palabras entre las narraciones de sus trágicas historias. Si desde el menor rango de los “oficiales de la ley” puede cometer un crimen con total impunidad, rangos superiores de otras secretarías también.

Las historias de hombres y mujeres afectados pueden verse en las noticias, pero hubo muchas que en su tiempo no podían salir por el control que el gobierno tenía sobre los medios de comunicación. Sin embargo, ahora existen cientos de ventanas para exponer lo que lo tradicional puede llegar a callar.

El cine es una de esas ventanas, que como he mencionado en anteriores columnas, habla de un país, lo que le aqueja, y lo que añora. Desde la masacre de Tlatelolco, hasta Ayotzinapa. Estos crímenes impunes han sido abordados en ficción como en documental, y aquí te comparto varias películas, para ver en este día y recordar ¿para qué sirve el ejército de mi país?

ROJO AMANECER (Jorge Fons, 1990)

Es la primera película que abordó y criticó los hechos ocurridos en la Plaza de las Tres Culturas el 2 de octubre de 1968. En donde el ejército mexicano persiguió y masacró a estudiantes, militantes y manifestantes que protestaban en contra de la crisis económica, el gobierno autoritario del PRI, la represión estudiantil, entre otras demandas del pliego petitorio.

La cinta fue ensayada, rodada, revelada, y editada totalmente en secreto por miedo a las posibles represalias por parte del estado mexicano, encabezado en ese entonces por Carlos Salinas de Gortari, quien forzó el guardado de la película un año, y posteriormente aprobó su proyección condicionando a una eliminación de cuatro minutos en donde -ofendían al ejército mexicano-.

El filme es una cruda representación de la matanza del dos de octubre, vista desde el departamento de una familia de clase media, que vive frente la Plaza de las Tres Culturas. Dos de los hijos de la familia son estudiantes militantes del movimiento, quienes conectarán directamente a sus padres y hermanos con la matanza una vez que las balas comienzan a volar por toda la plaza.

Actúan: María Rojo, Héctor Bonilla, Leonor Bonilla, Demián Bichir, Bruno Bichir, Ademar Arau

La cinta puede verse gratuitamente aquí: https://bit.ly/3gBqww4

HASTA LOS DIENTES (Alberto Arnaut, 2018)

Una cinta documental que nos transporta al año 2010, en plena guerra contra el narcotráfico. El gobierno mexicano muy orondo, presenta la captura y asesinato de dos peligrosos sicarios -armados hasta los dientes-, que al final resultaron ser dos estudiantes de excelencia del Tecnológico de Monterrey, que fueron torturados previo a su impune asesinato.

En las secuencias vemos la búsqueda de la verdad mediante la limpieza de los nombres, de quienes fueron incriminados por militares mexicanos. Entidad de seguridad que supuestamente debe proteger, y no abatir al pueblo.

Un filme de no-ficción que nos recuerda que constantemente debemos cuestionar, preguntar y dudar de los medios, por más oficiales y prestigiosos que sean. ¿Cuántos inocentes habrán sido llamados sicarios, narcotraficantes, violadores, secuestradores, etc., y no tuvieron la oportunidad de limpiar su nombre?

El documental puede verse en Netflix (Al primero de junio de 2020)

AYOTZINAPA EL PASO DE LA TORTUGA (Enrique García Meza, 2017)

Uno de los casos más polémicos de años recientes, y uno de las tragedias impunes que marcó el sexenio de Enrique Peña Nieto es abordado a través de otra cinta documental que visibiliza la impunidad del caso de los 43 normalistas desaparecidos de Iguala, Guerrero por militares mexicanos.

Realiza hincapié en las contradicciones oficiales que se declararon a lo largo de las investigaciones, además de romper la verdad histórica que el gabinete peñista quiso vender al pueblo.

Ofrece foco y voz a las familias y allegados de los normalistas, quienes hasta la fecha están esperando que su hijo, hermano, primo, amigo, regrese a casa.

El documental está disponible en Netflix (Al primero de junio 2020)

VIVOS (Ai Weiwei, 2020)

La desaparición forzada de los 43 normalistas de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa resonó a nivel mundial, que hasta un reconocido cineasta y artista chino, decidió tomar su cámara para registrar su versión de la tragedia histórica.

Además de los 43 desaparecidos, fueron asesinadas otras seis personas, cuyas familias son entrevistadas, a la vez que van exponiendo fotografías que reflejan con lo que se quedan los allegados, un recuerdo, daños psicológicos y emocionales, incertidumbre e impunidad soltada por el gobierno mexicano.

Una cinta que ha sido reconocida en varios festivales a nivel mundial, por la pasión que deposita Ai Weiwei a través de la fotografía que retrata la intimidad de familias rotas por los crímenes de estado peñistas.

El documental aún no está disponible en servicios de streaming

AÚN HAY MÁS CINE POR VER

Existen más cintas de ficción como documental que abordan la Masacre de Tlatelolco, los Normalistas, o el asesinato a periodistas, aquí te dejo algunos:

Tlatelolco, verano del 68 (Carlos Bolado, 2013)

La libertad del diablo (Everardo González, 2017)

No se mata la verdad (Coizta Grecko, 2018)

Silencio radio (Juliana Fanjul, 2019)

El paso (Everardo González, 2015)

Los anteriores, además de abordar crímenes de estado, retratan la impunidad, la frustración e injusticia hacia aquellos ciudadanos vulnerables, a la par que saca a colación la libertad con la que grupos criminales operan por las calles de diferentes ciudades de México.

Para cerrar, menciono brevemente la mentada cuarentona, que ha cesado los estrenos de cine. Pero que en este año, traían varias cintas de ficción como documental abordando más problemáticas socio-políticas en México, donde siempre queda impune el criminal, y la víctima queda en el limbo del dolor.

“El cine evoca a la realidad, y viceversa”

*Andrés Lechuga es Lic. en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Sonora. Es periodista, y escritor amante del cine. También habla sobre él en Fuera de Foco.

Síguelo en sus redes sociales:

Facebook: /@AndresLechugaOficial

YouTube: https://bit.ly/2yoERLk

Twiitter: /@AndresLechugaH

Correo: [email protected]


Notas Relacionadas

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota