Con la situación que se ve a diario en el Estado resulta muy complicado asegurar que algunas personas están listas para seguir lineamientos precisos.

Hagamos una suposición extrema de lo que pudiera pasar en el mundo deportivo si las personas, en general los mexicanos, no atienden las indicaciones ni llevan a cabo el protocolo que el gobierno a diario nos da a conocer.

Muchos torneos han vuelto así como muchos otros tantos ya han cancelado, hablando mundialmente. Podríamos decir: bueno si en Alemania ya volvieron los equipos a jugar fútbol, ¿aquí porque no? La respuesta es muy similar a la comparación que se pudiera hacer en cuanto al equipamiento de hospitales.

Esto sí, los partidos o encuentros que ya han sido reanudados son a puerta cerrada, es decir sin aficionados presentes en los palcos.

¿Lo aceptaremos?

La pregunta es muy seria, ¿aceptaremos ver los partidos de nuestro equipo favorito únicamente por televisión? Para quienes tenían la manera de verlos de manera presencial. Porque de abrir las puertas, los pasos para poder acceder tendrían que ser extremos, es decir limitar el número de personas que accederían a cierto estadio para empezar.

Sonorenses, ¿aceptaremos ir a los juegos de béisbol sin poder estar al lado de otro aficionado con el que podremos festejar sin límite? No podrían ir a saludar a los jugadores, no habría fotos antes o después del juego, probablemente las vendimias dentro de los estadios estarían prohibidas, sin mencionar las adecuaciones que se tendrían que hacer entre las mismas reglas del deporte para poder jugar sin riesgo de infección entre los equipos.

¿Y el boxeo? Se imaginan a los contrincantes con caretas, trajes especiales y sin poder acercarse tanto al oponente... ¿Lo aceptaríamos?

En un partido de básquetbol es muy necesario estar de prácticamente pegado a los jugadores oponentes durante el desarrollo de ciertas jugadas, pero, si se implementara una nueva regla donde no pudieran acercarse más de un metro... ¿Lo aceptaríamos?

Quizá algunos deportes como el tenis, el golf, el ciclismo, atletismo, entre otros, no sufrirían tantos cambios o adecuaciones en el desarrollo de los mismos, pero, ¿se imaginan a los deportistas de fútbol americano usando, además de todo su equipo obligatorio también usar equipo de protección para el virus? Suena absurdo, ¿no?

Todos los espacios deportivos tendrían un enorme un reto en cuanto a su desarrollo, horarios para todo, personas encargadas de que los procesos se cumplan, reglas extremas de higiene personal, aseo constante (cada cierto minuto) de las áreas utilizadas, etc. Y parece chiste que la actividad física al mismo tiempo que nos pueda salvar de este virus también nos resulte casi imposible realizarlo puesto que están cerrados temporalmente.

Equipos potenciales que tenían planes a futuro pensando en soluciones para no acabar con esos sueños, miles de deportistas truncados en sus entrenamientos por la situación actual, situación que lleva unos pocos meses y muchos ya están tirando la toalla.

La pregunta no debería ser si lo aceptaremos, porque no quedará otra opción, la pregunta debería ser si estamos dispuestos a adaptarnos, a comprometernos con ciertos cambios que HOY nos están pidiendo para que toda esa situación extrema que hasta ahorita es un pensamiento no llegue a ser una realidad. Porque de ser esa una realidad, pienso que la respuesta sería no, no lo aceptaríamos.


Notas Relacionadas

Mi Sonora

Contingencia in-activa

2020-06-29

Después  de un tiempo escuchando que debemos permanecer en nuestras casas, muchas cosas han cambiado, sin duda la mayoría comenzamos a cae...

Mi Sonora

¿La extinción de una afición?

2020-05-29

El Atlético Morelia S. A. De C. V., o como mejor lo conocemos como Monarcas/ Morelia, es, (o ¿fue?) un equipo de fútbol  profesional que...

Mi Sonora

¿Lo aceptaremos?

2020-05-24

  Con la situación que se ve a diario en el Estado resulta muy complicado asegurar que algunas personas están listas para seguir l...

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota