¿Quién de nosotros no ha sentido que se le queman los labios después de comer algo picante?; pues es algo muy común para muchos pero algo extraño para otros, por eso te mostramos, por qué algunas personas se enchilan más que otras.

Todos los chiles son irritante y la mayoría de ellos causan una sensación de picor en la boca, ya sea, lengua, paladar, cachetes o labios. Lo que es distinto es que algunas personas son más sensibles que otras ante este tipo de sabores.


De acuerdo con un estudio publicado por School of Public Health, Brown University, una de las razones por las cuales unas personas se enchilan más que otras, es que cuando el chile tiene contacto con la saliva se activan unos receptores llamados TRPV1, que se conectan directamente con el sistema nervioso central y la modulación del dolor y los estímulos relacionados.

En realidad la principal función de estos receptores es detectar cuando algún alimento está muy caliente, y así evitar alguna quemada bucal, pero con la comida picante sucede lo mismo, a pesar de que algunas personas son más tolerante que otras al picante.

Los chiles supuestamente no son para mamíferos. De hecho su contenido en capsaicina es precisamente para que no lo consuman; inicialmente era una perspectiva evolutiva.

Sin embargo posteriormente, se identificó que los chiles era excelente opción de condimento y es cuando se comenzaron a consumir.

Además de los receptores, las papilas gustativas también tienen mucho que ver, pues son las que tienen el contacto directo con el picante y es precisamente donde se produce la reacción final.

De hecho ciertas personas son más sensibles que otras ante estos sabores. Pero no solamente por el sabor, también por los irritantes que contienen y pueden provocar problemas gástricos.

Mucha gente cree que lo que más pica del chile es la semilla, pero no es así; lo más picante es la parte blanca que es un poco esponjosa, se le conoce como placenta y es la que mayor cantidad de picante contiene.

Si eres de los que les encanta comer chile te recomendamos algunas cosas para que re olvides de ese ardor:

1. Beber leche: la proteína de los lácteos busca la manera de reemplazar los receptores TRPV1, y alivia el ardor rápidamente.

2. Comer pan: Al igual que la leche, el pan de uno de los carbohidratos que mejor funciona para calmar el ardor por picante.

3. Helado dulce: a pesar de ser frío, el estímulo que produce es de alivio.

4. Yogurt: aporta los mismos beneficios de la leche, pero la ser cremoso es mejor.

5. Lo primero que hacemos al enchilarnos es beber agua y en realidad no bloquea esos receptores, simplemente hidratará.

Ahora sabes por qué algunas personas se enchilan más que otras y cómo solucionarlo; pero ten cuidado, si ya el picante provoca un efecto a nivel gastrointestinal es mejor que lo evites y acudas primeros con un especialista.

Fuente: salud180.com


Notas Relacionadas

Mi Sonora

La importancia de reír

2020-05-26

Durante mucho tiempo se ha puesto el foco de atención al por qué estamos tristes o por qué padecemos un trastorno, con la clara intención de...

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota