Puede que al pensar en los Países Bajos lo primero que llegue a la mente sea el chocolate, al asociar los más finos chocolates a Holanda, sin embargo, la gastronomía holandesa ofrece al mundo otras delicias, algunas de las cuales son ultra-famosas y unas otras un poco más desconocidas.

Holanda es la sinécdoque de los Países Bajos, es decir, la parte que representa al todo, ubicados al noroeste de Europa rodeados por el Mar del Norte y por Alemania y Bélgica, y completándose con anexos de islas caribeñas; como Holanda es la región más influyente en esta unión de países, en ocasiones se utiliza como sinónimo. Los Países Bajos son de las regiones más prósperas tanto a nivel político como social, y el turismo a estas zonas aumenta cada año pues no solamente cuentan con paisajes de ensueño sino que gozan de una gastronomía muy interesante. Esta es, sobre todo, del tipo invernal, en el que abundan los carbohidratos, los guisos, el pescado y las sopas.

En cuanto a productos holandeses, los más populares son el queso Gouda y el Leyden, alimentos por excelencia en la cocina de los Países Bajos, y las cervezas Heineken y Amstel, representantes a nivel mundial de la industria cervecera. Pero en cuanto a platillos, podemos encontrar:
Conocido como stamppot, es un acompañamiento que, aunque en vista es similar a un guacamole, está compuesto por puré de papa, verduras (usualmente col verde o zanahoria) y especias. A su lado se acostumbra poner tocino o salchicha ahumada.
A este plato se le conoce como rijstaffel y es una adaptación de un platillo de Indonesia que terminó convirtiéndose en una de las comidas tradicionales en Holanda. No tiene un elemento principal sino que son diversos apartados que incluyen arroz, legumbres estofadas, hortalizas, plátano y trozos de carne, ya sea de cordero, ternera o ave con un poco de pescado.

La sopa por excelencia es la llamada erwensoep, un plato espeso elaborado con guisantes machacados a manera de puré que suele incluir salchichas y carne picada. Es uno de los platos preferidos en el invierno pues se le acompaña con pan de centeno, volviéndose la cena perfecta.

A estas bolas de carne en forma de croqueta se les conoce como bitterballen y es uno de los aperitivos más comunes. Son hechas con trozos de carne de vaca, tal como las albóndigas, con diversas especias, perejil y mantequilla; posteriormente se fríen y toman una textura crujiente. Se sirven con mostaza.

Estos mini pancakes son los poffertjes, tortitas de masa esponjosa y muy dulce cuyo exterior suele estar un poco crujiente. Se les sirve con azúcar glas arriba, mantequilla, nata o mermelada de fresa. Son uno de los postres más consumidos y elaborados pero no el único, ya que también se acostumbra las stroopwaffels, similares a las obleas, que sirven de acompañantes para el té o el café.

Las bebidas que más se consumen son las cervezas, sobre todo la cerveza trapista de fermentación alta. En cuanto a licores, hay una predilección por la ginebra y el brandy, y una de las bebidas preparadas más comunes es el advocaat, que se elabora con yemas de huevo (es similar al rompope) y con brandy o ginebra, aromatizado con vainilla o un poco de café; en ocasiones se le sirve con crema batida encima.


*Evelyn Medina es estudiante de la Lic. en Literaturas Hispánicas en la UNISON. Ensayista y apasionada a las buenas historias, sobre todo aquellas que se cuentan a través de los sabores. Combina sus lados de literata y foodie en su blog de Instagram @arracheramx. Tambien puedes seguirla como @evemedinag.


Notas Relacionadas

Mi Sonora

Obstinación Presidencial

2020-01-17

Ya me convencí que tenemos a un Presidente de la Republica muy obstinado, un hombre que difícilmente cambia de opinión cuando una idea se le ha met...

Mi Sonora

Obras son amores y no buenas razones

2020-01-14

Volvemos a la actividad después de un necesario periodo vacacional con renovadas expectativas de que nuestra ciudad, nuestro estado, nuestro país en...

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota