Dentro de las memorias de mi infancia existía el recuerdo de arrancar unas flores amarillas de un árbol que había frente a la casa. En tal recuerdo, jugueteaba con la flor, la ponía sobre mi oreja, me adornaba el cabello con montones de ellas y agarraba otras tantas para comerlas. ¡Toma una tú! Le decía a alguien. Cuando venía a mi mente aquello, no entendía cómo es que no terminé intoxicada y no fue hasta hace poco tiempo cuando descubrí que, aquellas flores amarillas que tan presentes están en mi memoria (y que además sigo viendo a diario en la ciudad) son las flores de guayacán, pertenecientes al grupo de flores comestibles. Quizá mi audacia de niña suponía aquello, pero para evitar que te suceda algo parecido, es decir, que se te antoje demasiado una flor (por extraño que parezca), te contamos sobre las flores que pueden ser parte de tus platillos.

No es sorpresa encontrar en muchos pasteles pétalos de rosas, o en quesadillas la flor de la calabaza, sin embargo, la variedad de flores que puedes utilizar, ya sea para adornar tus postres o platos, o bien para hacerlas partícipes de tus recetas, es extensa, pues hay alrededor de 70 variedades de flores comestibles de las cuales 50 de ellas son mexicanas. Conoce algunas de ellas:

La caléndula puede encontrarse en un chillante color naranja o en amarillo, que le permite ser utilizada como decorativo o incluso como colorante cuando se machacan sus pétalos. Su sabor es algo amargo y aromático por lo que es ideal en ensaladas, al igual que la flor de crisantemo, o arroces aunque también se le mezcla con quesos y harinas. Mientras que para mariscos y pescados, la flor amarilla del eneldo es la indicada, aportando más sabor que sus ramas secas, las cuales se usan como especias.


Las flores de jamaica (también conocidas como flores hibiscus) son de las más versátiles, encontrándolas en platos de pescados y aves, en postres, en ensaladas o en tacos. Suele ser parte de las mezclas y la decoración de panqués, así como ingrediente en la preparación de los chiles rellenos.

La flor pensamiento es de las más utilizadas en la decoración pues absorben los sabores y aromas a los que acompaña. Otra de las flores que es frecuente encontrarla en postres es el geranio, pues aporta un sabor afrutado y cítrico, además de mucho color al plato.

¿Qué otras conoces?

*Evelyn Medina es estudiante de la Lic. en Literaturas Hispánicas en la UNISON. Ensayista y apasionada a las buenas historias, sobre todo aquellas que se cuentan a través de los sabores. Combina sus lados de literata y foodie en su blog de Instagram @arracheramx. Tambien puedes seguirla como @evemedinag.


Notas Relacionadas

Mi Sonora

¿Rompimiento político en puerta?

2019-12-03

Hace poco me tocó escuchar en una reunión con periodistas a la Presidenta Municipal de Hermosillo Célida López, decir que mantenía una mu...

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota