“Empieza la mejor temporada”, es una de las oraciones que más mencionan los mexicanos a inicios de septiembre, dando alusión a que vienen las fiestas patrias de septiembre, Halloween tan esperado por los jóvenes en octubre, noviembre con su pan de muerto y por ultimo diciembre y sus posadas, prácticamente en el último estirón del año.

En Sonora, para ser más específicos, iniciaron los entrenamientos de los equipos que participan en la Liga Mexicana del Pacifico, una de las ligas más esperadas en territorio Pacifico, liga en la que participan tres equipos sonorenses con una no muy buena relación entre sí: Los Yaquis de Ciudad Obregón, Los Naranjeros de Hermosillo y mis queridos Mayos de Navojoa.

Antes de vivir en la capital conocía la rivalidad y el tiro cantado que se tienen los aficionados de Obregón con los de Navojoa, pero estando en Hermosillo me resulta complicado distinguir quien “odia” más a quién. De verdad cualquier impulso de desprecio entre los habitantes de estas diferentes ciudades parece recaer en la rivalidad que se tiene durante la liga.
Y es que recién comenzaron los entrenamientos y ya se pueden ver y escuchar burlas y comentarios agresivos de los aficionados de un equipo para los aficionados del otro, más que una costumbre ya un ritual en el estado.

De febrero a agosto todo Sonora se puede considerar un territorio unido, pacífico, hasta por allá a primeros de Octubre es cuando surge una revolución de porra contra porra.

Una verdadera fiesta lo que se vive en la tribuna de los estadios correspondientes a los equipos participantes, donde cuidado con el más mínimo error de uno de los jugadores durante los partidos, un ponche de sólo 5 segundos puede durar hasta dos semanas en la boca de la persona equivocada, muchos saben a que me refiero…
Una parranda antes del duelo, durante el duelo y sin falta después del duelo. La afición beisbolista sale de cada esquina en la ciudad de Hermosillo, en serio ¿de dónde salen tantas personas? Y otra pregunta ¿ya superaron el Estadio Sonora? , en Obregón es más reciente el estadio Nuevo que según me han dicho se la lleva vacío y en Navojoa, bueno pues nuestro señor presidente de la Republica ya nos prometió estadio nuevo, seguimos esperando.

Cada año los equipos salen al campo con nuevas sorpresas, nuevas contrataciones, diferente personal y con un estilo diferente de juego, un deporte proclamado “el rey” entre los demás, un juego en el que no hay empates, sólo un ganador, un lapso de tiempo desde 2 horas hasta 6 o más, un momento para pasar con la familia, amigos, pareja y con los rivales. El tiempo es lo de menos mientras se disfruta de un buen espectáculo en el que no faltan las botanas y las bebidas al estilo sonorense.

Si bien en Sonora buscamos cualquier pretexto para celebrar, que mejor que una fiesta para festejar que ganó nuestro equipo. Que comiencen las apuestas.


Notas Relacionadas

Mi Sonora

Llaman a recoger precartilla

2019-12-10

 La Dirección de Servicios de Gobierno hace un llamado a todos los jóvenes que tramitaron su pre-cartilla, para que pasen a recogerla al igua...

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota