Al estar lejos de nuestro hogar, un aroma en especial basta para hacernos recordar nuestro platillo favorito y saborearlo en nuestra boca. Esto sucede porque, aunque cocina mexicana está integrada por múltiples especias, hierbas y técnicas en cada una de sus distintas preparaciones o platillos, el uso tan frecuente de ciertos ingredientes es la esencia, el corazón, ¡la razón de ser! de la gastronomía mexicana.


Uno de estos ingredientes es el achiote, cuyo color rojizo característico es conocido por todos. Esta especie maya es el principal ingrediente de unos de los platillos más típicos de la gastronomía mexicana, hablamos de la cochinita pibil y los tacos al pastor (el achiote forma parte del adobo), aunque también es común encontrarla en pescados o en chorizos. El sabor del achiote es fuerte, picoso y dulce a la vez, y suele encontrase en forma de pasta o polvo.


Encontramos también el epazote, una rama con hojas verdes alargadas, la cual suele utilizarse como hierba aromática (con un característico aroma que cambia cuando se cocina), principalmente en la preparación de frijoles de olla, caldos y moles, así como en guisos e incluso en quesadillas o chilaquiles. El epazote es muy versátil y es preferible utilizarlo fresco ya que el sabor no es tan notorio cuando sus hojas están secas.


Otro que nunca falta en la cocina es el laurel. Esta hoja aporta un olor inigualable a la comida resaltando los sabores de los demás ingredientes que conforman el platillo. Es muy utilizado en las barbacoas, guisos, estofados o cualquier preparación con carne o pescado, también en caldos y salsas.

Acercándonos un poco a los componentes de los postres, tenemos al clavo que aunque viene desde muy lejos (Indonesia), la cocina mexicana lo ha adoptado y es parte fundamentalmente notoria del café de olla, en moderación pues presenta un sabor muy fuerte. Lo mismo sucede con la canela, proveniente de Sri Lanka, esencia del champurrado y del arroz con leche mexicano.


Y el preferido por muchos: el cilantro. Este es otra adopción mexicana, cuyo sabor nos resulta parecido al perejil. Es versátil y agrega un sabor de frescura a las comidas que acompaña, las cuales van desde platillos fuertes (muchas veces como decoración) hasta las salsas, de la cual es parte fundamental.

¿Cuál es tu preferida a la hora de cocinar?

*Evelyn Medina es estudiante de la Lic. en Literaturas Hispánicas en la UNISON. Ensayista y apasionada a las buenas historias, sobre todo aquellas que se cuentan a través de los sabores. Combina sus lados de literata y foodie en su blog de Instagram @arracheramx.


Notas Relacionadas

Mi Sonora

¿Tour de Francia patito?

2019-09-11

En la memoria de los viejos aficionados sonorenses queda el recuerdo un personaje muy especial, un hombre que dedicó la mayor parte de su v...

Mi Sonora

Lo que hace una encuesta

2019-08-26

Atrás quedó aquella regla del viejo sistema político mexicano, enmarcada en letras de oro por el jurásico dirigente de la CTM, Fidel Vel...

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota