Una separacion matrimonial, es algo sumamente doloroso en sí mismo. No obstante, realizarlo de una manera adecuada y asertiva, nos ayuda a disminuir el dolor y el daño que puede generar. Por lo mismo, conocer las etapas y las posibles estrategias de afrontamiento nos permite separarnos de una manera más adecuada, y así, aminorar las consecuencias negativas del hecho.

A continuación exponemos las 4 etapas de una separacion matrimonial con sus estrategias de afrontamiento respectivas.

1. Primera etapa: Etapa previa a la decisión de la separación matrimonial

Esta etapa se caracteriza por mucha confusión, dudas y ansiedad. Ya que, en la mayoría de los casos, somos relativamente conscientes de que algo está mal en nuestro matrimonio, pero aún no somos capaces de tomar ninguna decisión.

Invertimos muchas energías en la pareja, para lograr salvar el matrimonio. Esto puede ser, tanto por parte de un miembro de la pareja, o por parte de ambos.

En esta fase, existe el riesgo de la separación, es como una amenaza constante, por lo que genera mucha ansiedad. Ambos miembros de la relación están confundidos, ya que existe el amor y la valoración por todo lo que han construido, pero también, ambos son conscientes de que la relación no los está potenciando, de que las peleas probablemente han aumentado, que el proceso de desamor ha comenzado y las promesas de cambio ya no son tan válidas.

En esta fase, la principal estrategia corresponde a no forzar la decisión, ya que si bien, uno nunca estará 100% seguro de separarse, hay un momento, en que uno siente que el término, es la decisión más sensata.

2. Segunda etapa: La toma de decisión

Cuando se toma la decisión, que puede ser una decisión unilateral o por parte de ambos miembros, es un momento de mucha tristeza y rabia, ya que asumir el fracaso del matrimonio es algo muy duro y muy doloroso.

Si bien, en esta etapa la angustia disminuye un poco, ya que la separación es real (ya no es una amenaza), el futuro también puede generar ansiedad. En esta fase la tristeza es la emoción predominante, aunque la rabia y la culpa también están muy presentes.

Para llevar a cabo esta etapa, es sumamente importante que tomemos la decisión en un momento de relativa calma y tranquilidad, ya que cuando estamos sumergidos en la angustia o en alguna emoción, tomar una decisión de dicha envergadura en un estado alterado, claramente no será una buena decisión.

3. Tercera etapa: Llevar a cabo la separacion matrimonial

Luego de decidir la separación, es necesario llevarla a cabo, es decir, cambiarse de domicilio, separar los bienes, contratar un abogado, realizar los acuerdo económicos, familiares, etc.

Este momento es sumamente doloroso, ya que el término del matrimonio es algo totalmente real. Además, para realizar los acuerdos económicos, regímenes de visita y todos los elementos que hay que acordar, es normal que hagamos una revisión de nuestra historia de pareja para definir cuál es la mejor forma de llevar a cabo los acuerdos. Por lo que al revivir la historia, es sumamente normal que comiencen nuevamente a aflorar sentimientos de amor hacia la otra persona. Eso es muy común y también, es algo muy positivo, ya que nos permite integrar la imagen de la pareja, es decir, poder ver los elementos positivas y negativas de ella, sin olvidar ninguna de los dos.

En esta fase es normal que se tenga dudas respecto a la separacion matrimonial.

Durante esta etapa es sumamente importante poder integrar la razón con la emoción, ya que, es el momento que tenemos de poder manifestar nuestras necesidades y que éstas

sean tomadas en cuenta. Por lo que la estrategia, es ser asesorados por alguien de nuestra confianza, que nos ayude a mantener la objetividad pero de conectada con nuestras emociones.

En caso de tener hijos/as, es fundamental poder explicarle los motivos por los cuales han tomado esta decisión, escucharlos y tomar en consideración las necesidades de ellos/as. Así mismo, es elemental, para prevenir que la repercusión en los hijos/as sea más dañina de lo necesario, evitar en todo momento hablar mal de la ex pareja. Ya que, nosotros, como padres y pareja, tenemos la posibilidad de poner término a la relación, pero ellos/as, como hijos/as mantienen una relación irrenunciable con nuestra pareja. Por lo que hablar mal de su padre o madre, es tremendamente dañino. Junto a lo anterior, hay que evitar triangular a los/as hijos/as, es decir, utilizarlos para relacionarnos con nuestra ex pareja.

4. Cuarta etapa: Cierre del proceso y comienzo de la nueva relación

En esta última etapa, en que ya hemos terminado todos los tristes y difíciles trámites que implica la separación, comienza la tristeza y la depresión. Es muy común que no tengamos energía ni motivaciones, ya que acabamos de terminar todo un proceso muy duro, por lo que la calma y el descanso son muy necesarios. Junto a lo anterior, tenemos que vivir el duelo por la pérdida de la relación y del estilo de vida que estábamos acostumbrados a vivir.

Luego, tenemos que aprender a relacionarnos de una manera totalmente nueva con nuestra ex pareja,por lo que nuevamente tenemos que utilizar nuestra energía.

La estrategia para esta fase es aceptar todas las emociones y sentimientos que podemos tener, no juzgarnos y siempre estar consciente de que el proceso de aceptación del término del matrimonio, es algo muy lento y muy doloroso. Por lo que, debemos ser pacientes y asumir que necesitaremos un tiempo muy muy largo para elaborar la separación y poder superarla.

Es importante señalar que estas etapas son, como todo proceso en los seres humanos, recursivas, es decir, que si bien podemos superar una etapa, es sumamente común que volvamos a la etapa anterior. Lo que significa, que si estamos en la segunda etapa, es probable que sigamos viviendo y experimento elementos de la etapa anterior. Por lo que la tristeza, la angustia y la rabia es común que nos acompañen durante todo el proceso, pero de manera distinta de acuerdo a cada etapa.



Notas Relacionadas

Mi Sonora

La inteligencia musical

2019-12-13

Hace ya décadas que el concepto de inteligencia tiene un fuerte impacto en la vida del ser humano.Los test de CI se aplican en la sele...

Mi Sonora

¿Depresión o humildad?

2019-12-11

La depresión es un grave problema que, pese a haber cada día un mayor conocimiento de qué se trata, sigue siendo algo desconocido por muchas person...

Mi Sonora

Un perro no es un juguete

2019-12-10

Luces en las calles, escaparates decorados con espumillón, catálogos repletos de ofertas, turrones en los supermercados… ¡Comienza la cuenta atr...

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota