¿Te has dado una vuelta por las canchas del estadio Héctor Espino?
Casi a diario están llenas de jóvenes realizando diferentes actividades deportivas como básquet, tenis, voleibol, futbol, etc.
Este sábado, cuando muchos jóvenes aún dormían desvelados quizá por una noche de rumba del viernes, otros llegaban temprano a las canchas a prepararse para un torneo relámpago organizado por un joven basquetbolista. Sin fines de presunción, simplemente para compartir el amor a este deporte y para realizar una pequeña convivencia sana.
Los rostros expresaban entre 14 y 17 años de edad, lo cual resultaba muy impresionante después de ver la estatura de muchos de ellos. Tremendos jugadores.
Fue una mañana cualquiera, las demás canchas vacías. No se presentaron la totalidad de equipos que se habían inscrito, tal vez no pudieron levantarse o a la mera hora se echaron para atrás.
No es nada más que ganas de seguir mejorando, de seguir practicando sus mejores jugadas en la cancha lo que une a estos jóvenes, las ganas de mejorar sus propias metas personales levantándose temprano para lograrlo.
Un torneo realizado por una persona sin experiencia, con árbitros amateur con bastantes errores pero con mucha ilusión. Más que una competencia lo veo como una demostración de lo que pueden llegar a ser y buscar así una superación más allá de sus propios límites. Muchas ganas pero nada de apoyo.
En estas retas o torneos se puede presenciar un buen espectáculo, aun cuando los rayos del Sol van en aumento, la motivación de estos jóvenes igual.


Notas Relacionadas

Mi Sonora

Dios los hace y ellos se retan.

2019-05-21

¿Te has dado una vuelta por las canchas del estadio Héctor Espino? Casi a diario están llenas de jóvenes realizando diferentes actividades de...

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota