Las complicaciones que trae consigo un embarazo son variadas en formas e intensidad y sus causas multifactoriales.

Lógico es que cada organismo responda de manera diferente al estado gestacional en que la mujer se encuentra.

Sin embargo hay situaciones que lógicamente se presentan en todos los casos.

Una de ellas es el cambio que física y metabólicamente registra el cuerpo que evidentemente se hace más grande en ciertas áreas para atender las demandas del nuevo organismo que se está desarrollando.

Este aumento de volumen en ciertas áreas del cuerpo, el ocupar vestir tallas más grandes, provoca cierta mortificación en algunas mujeres a las que con frecuencia les asalta la duda sobre si algún día, después del parto, volverán a recuperar su peso.

Junto al vientre que va creciendo en muchos de los casos aparecen las estrías (de éstas nos ocuparemos más adelante) y también el peso del bebé registra su presencia no solo “en la panza” de mamá, sino también se hace notar en su espalda y sus piernas, básicamente.

Es común que en etapa gestacional, la mujer refiera cansancio o dolor en piernas y espaldas, además de retención de líquidos.

Lo anterior además del peso que trae consigo, es reflejo también de una circulación sanguínea que al igual que otras funciones sufre alteraciones propias de su nueva circunstancia.

Para ayudar a la mujer durante su embarazo, existen los masajes prenatales que contribuyen a mejorar la circulación, facilitan la relajación de la futura madre y evitan el aumento de muchas tallas…sí, con los masajes profesionales específicos, la embarazada no ocupa tantas tallas durante la evolución del proceso hasta el nacimiento del bebé.

Muy importante: el masaje tiene efectos sumamente positivos en el bebé porque no debemos olvidar que el feto no solo se alimenta de lo que consume la madre, sino también de lo que piensa y siente; las emociones maternas, tienen su impacto en el ser que se está formando.

En el centro Spa By John Dip ( www.spabyjohndip.com.mx) además del masaje de piernas y espalda, durante la sesión la terapeuta proporciona terapia energética al bebé lo cual significa una atención integral tanto para la madre como para el producto.

Además de los efectos físicos que en automático genera el masaje sobre piernas y espalda, la relajación ayuda a que la paciente y su bebé descansen mejor y tengan más horas de sueño placentero y reparador, porque como hemos dicho, la terapia es física y emocional…sin olvidar por supuesto que la mujer no aumentará tantas tallas.

Para más información visite www.SpaByJohnDip.com.mx

Watsap. 6628480730

FB: Hecha a Mano

Instagram: _hechaamano


Notas Relacionadas

Mi Sonora

Frutas muy mexicanas

2019-09-13

1. Tuna: Es el fruto del nopal crece en casi todo el país la podemos encontrar en color rosa verde amarillo etc. Se puede comer entera en agua ...

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota