* Beatriz adoptó a un paciente del HIES que padecía grave enfermedad y lo ayudó a recuperarse.

Con 27 años de trayectoria en el Hospital Infantil del Estado (HIES), para Beatriz Peralta Andrade el combinar su faceta de mamá y trabajadora ha sido algo difícil, pero con grandes satisfacciones en lo personal y profesional.

La actual coordinadora del Servicio de Terapia Respiratoria del HIES compartió que sus dos hijos, de 27 y 18 años, han sido el motor en su vida, la impulsaron a salir adelante y superar adversidades, como el enviudar cuando ellos eran muy pequeños.

Externó que su hijo mayor fue paciente durante muchos años del hospital, el cual desde conocerlo cautivó su corazón y la llevó a buscar ser su madre y combatir la enfermedad que padecía, actualmente él goza de buena salud y le ha dado una nieta.

“El amor hace milagros, los papás aunque no sepan nada de la enfermedad, salen siendo especialistas en la atención y cuidado de lo que su hijo padece. Lo iba a ver aunque no fuera mi paciente, hasta que gracias a Dios, un día lo pude adoptar, actualmente tengo una nieta de él, cuando él tenía 9 años me pude embarazar de su hermano que ahorita tiene 18 años”, declaró.

Recordó que al HIES ingresó como asistente de enfermería, donde a base de esfuerzo y mucho trabajo ha podido ir escalando para actualmente desarrollarse como coordinadora de un servicio donde lo que más satisfacción le da, es el colaborar a que un niño recupere su salud.

“Todas las mamás yo creo que redoblamos esfuerzos para poder cumplir con nuestro trabajo y en ocasiones tenemos que dejar a los hijos al cuidado de familiares para poder cumplir con nuestro trabajo; en lo personal es un gran orgullo trabajar en algo que realmente me gusta”, subrayó.

Por último, envió una felicitación a todas aquellas mamás trabajadoras y las invitó a redoblar esfuerzos para sacar adelante a sus familias y trabajo, así como a estar en constante superación personal.


Notas Relacionadas

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota