Pocos conceptos hay que encierren tanta subjetividad como la Justicia. Ni la estética, la ética o la moral generan tanta opinión.

Normalmente lo resuelto por un juez es justo para una de las partes, la que gana, e injusto para quien pierde. ¡Y es la misma sentencia!

Por eso la ley o la legalidad es tan importante. Porque le da forma, contenido y orientación a la justicia y también se los quita!!!

De ahí la responsabilidad de que nuestros diputados y senadores, los que hacen leyes tengan un mínimo de cultura, de conocimientos y de sentido común. En eso los intereses que cohabitan en las cámaras estatales o nacionales no ayudan.

Y evidentemente, antes de llegar a ellos habría que asumir la responsabilidad que como electores tenemos para otorgarles nuestro voto y dimensionar tal acción con la seriedad que merece.

¿Usted cree estimado lector que los cabilderos de los bancos quieren un trato “más justo” para los que usamos los bancos? ¿O trabajan para que los dueños de los bancos ganen más dinero? Y como el anterior pueden surgir muchísimos ejemplos.

¿Qué es más justo? ¿Qué es más legal? No sé. Lo que si sé es que la ley puede secuestrar a la justicia. Pero la justicia puede desbordar la ley.

Ninguno de los dos excesos ayuda. Pero la autoridad está para aplicar la ley y los gobernados para acatarla, eso es incuestionable.


---

Quienes tuvimos la oportunidad de salir los pasados días de asueto y disfrutar del descanso y volver a casa y encontrarla completa, realmente debemos sentirnos agradecidos por decir lo mínimo.

Durante el trayecto en carretera es imposible no desesperarnos y preocuparnos ante la imprudencia de muchos conductores que pareciera que tienen la consigna de retar a su suerte, a su carro y a los otros.

Regresar y encontrar que los ladrones no hicieron de las suyas, es realmente una verdadera suerte o bendición.


Por cierto, vaya un agradecimiento a todos los elementos que sacrificando su descanso y el tiempo en familia, en las corporaciones y puestos de auxilio están pendientes de brindar ayuda al vacacionista.


Notas Relacionadas

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota