Como en el béisbol, en la administración pública, los hombres cambian de camiseta. Va de un equipo a otro, sin que haya transacción monetaria de por medio, lo que si se da en algunas contrataciones deportivas. Participar activamente en “La Cuarta Transformación”, equivale a practicar “la democracia participativa” y, hoy, ser hombres dispuestos a formar parte del equipo de “la austeridad republicana”.

Aunque no será la primera ocasión en que un Presidente de la República integre su equipo con exmilitantes de otros partidos políticos, diferentes al suyo, si lo será en cuanto a que el nuevo Jefe del Poder Ejecutivo Federal se haya iniciado como dirigente estatal en el Revolucionario Institucional, luego ser presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática y, finalmente, fundador del Movimiento de Regeneración Nacional al que el Instituto Nacional Electoral registró, hace 4 años, como partido político bajo el rubro de Morena.

Con mucha anticipación, sin importarle la institucionalidad con que debe procederse, Andrés Manuel López Obrador dio a conocer los nombres de las personas que le acompañarán en su sexenio. Desde entonces entendí que al tabasqueño le interesa que los mexicanos aceptemos que la Cuarta Transformación comienza con tomar las decisiones personales, disfrazándolas con consultas populares para que más adelante, si las cosas no resultan, “fue mandato del pueblo”, como ocurrió con la cancelación del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.

FUERON SECRETARIOS DE DESPACHO

Pues bien, comento que en el “paquete” de nombramientos destacan tres políticos PRIistas que fueron miembros de gabinetes presidenciales. Manuel Bartlett Díaz estará al frente de la Comisión Federal de Electricidad. Fue precandidato presidencial, secretario de Gobernación y de Educación Pública, diputado, senador, gobernador y secretario general del comité nacional del PRI. Tan veterano en las lides políticas, como el poblando antes mencionado, lo es Nacho Ovalle Fernández, el talentoso secretario de la Presidencia con Luis Echeverría Álvarez y en el siguiente sexenio fue titular del Instituto Nacional Indigenista y coordinó Coplamar (Plan Nacional de Zonas Deprimidas y Grupos Marginados).También fue diputado federal.

Ovalle Fernández, a sus 73 años, asumirá la dirección de Seguridad Alimentaria Mexicana, producto de la fusión de Diconsa y Liconsa, dependencias de la CONASUPO, cuya liquidación de éste fue hecha precisamente por Nacho en el sexenio de carlos salinas de gortari. El tercer hombre es Esteban Moctezuma Barragán, quien será el nuevo titular de la SEP; espero que no sea tan efímero en el cargo como lo fue en Gobernación y en Sedesol, durante el gobierno de Ernesto Zedillo. En ambos cargos duró unos cuantos meses e igual cuando fungió como secretario general del PRI nacional.

DOS EXSUBSECRETARIOS REGRESAN

Bueno, también en el nuevo equipo hay dos que no pertenecieron al PRI, sino a partidos de oposición. Jorge Alcocer Villanueva y Gilberto Guevara Niebla. Cada uno cuenta con un amplio curriculum y experiencias ampliamente reconocidas. El primero, Alcocer, es una autoridad en materia electoral, fue subsecretario de Gobernación, diputado federal, fue miembro de la Comisión Federal Electoral, inmediato antecedente del Instituto Federal Electoral, donde fungió como consejero. Militó en los partidos Comunista Mexicano, Socialista Unificado de México (PSUM), Mexicano Socialista (PMS) y de la Revolución Democrática. Gilberto además de ser partícipe del Movimiento Estudiantil de 1968, llegó a subsecretario en la SEP; es biólogo por la UNAM, sociólogo de la Escuela de Altos Estudios de Paris y doctor en Educación por la Universidad de Londres. Destacó en el Movimiento de Acción Popular, en el PSUM y en el PSM. Reconocido en la Universidad Autónoma Metropolitana.

Alcocer Villanueva estará en la Coordinación de Asesores del Presidente de la República y Guevara Niebla fungirá como subsecretario de Equidad para la Educación.

FUERTE EQUIPO EN SEGURIDAD

Lea usted: Alfonso Durazo Montaño, próximo Secretario de Seguridad Pública, contará con dos valiosos, experimentados y polémicos personajes, conocedores de la materia: Manuel Mondragón y Kalb y Alejandro Gertz Manero. El sonorense se inició como secretario particular de su paisano Luis Donaldo Colosio Murrieta, después con ese mismo cargo estuvo al lado del presidente Vicente Fox Quesada y desde 2006 está en el equipo del actual Presidente Electo, quien lo impulso para que brevemente sea senador; ya había sido diputado por Morena.

Mucho es lo que se sabe de la trayectoria del doctor Mondragón y Kalb como del abogado Gertz Manero. El doctor Mondragón fue Secretario de Seguridad Pública en el régimen que está por concluir y primer Comisionado Nacional de Seguridad Pública, secretario de Seguridad Pública en el Distrito Federal cuando gobernaba Marcelo Ebrard y en corto lapso fue subsecretario de Gobernación con el presidente Peña Nieto. El abogado Gertz, académico del ITAM, rector de la Universidad de las Américas, funcionario de la PGR, Procurador del Trabajo y primer Secretario de Seguridad Pública con Vicente Fox, será Consejero Asesor de Seguridad junto con el médico ya mencionado.

EBRARD CASAUBÓN Y NIETO CASTILLO

Por esta ocasión cierro mi comentario de los 10 políticos que retornan a la administración pública, en un novedoso sistema implantado por el tabasqueño que hace 18 inició su campaña para ser Presidente de México, así pues, termino con la mención de dos personajes que han despertado polémica: Marcelo Luis Ebrard Casaubón y Santiago Nieto Castillo, exjefe de Gobierno del Distrito Federal y extitular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, FEPADE, respectivamente. Al futuro secretario de Relaciones Exteriores, no dejan de incriminarlo por el despilfarro de millones de pesos en la Línea 12 del Metro, la Línea de Oro, que se inauguró en el gobierno de Felipe Calderón.

El caso de Nieto Castillo es muy singular. Este joven abogado fue destituido del encargo como fiscal, dependiente de la Procuraduría General de la República, por supuestas violaciones al código de conducta interior, consistentes en filtrar datos relacionados con la investigación en que está involucrado el exdirector general de Pemex, Emilio Lozoya Austin, por el soborno de 10 millones de dólares que, se dice, le entregaron representantes de la empresa brasileña Odebrecht y que el dinero se utilizó en la campaña del candidato presidencial del PRI, cuyas siglas son EPN.

El exfiscal está nombrado para ser titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, misma que estará a cargo de Carlos Manuel Urzúa Macías. Es oportuno comentar que la referida destitución fue anunciada por el Subprocurador Alberto Elías Beltrán, a quien se mantiene simplemente como “Encargado del Despacho de la PGR”, desde que renunció Raúl Cervantes Andrade, uno de los tres privilegiados primos que contaron con la protección presidencial.

PREGUNTA PARA MEDITAR:

¿Cuántos de los futuros funcionarios, que probaron las mieles de buen sueldo y amplias prerrogativas, resistirán a las diabólicas tentaciones de recibir “un regalo” de quien reciba un contrato o una concesión?

P.D. Hurgando en las páginas de nuestra Historia Patria para saber sobre el origen del Día del Cartero, les comento que el primer repartidor de cartas, a domicilio, se llamó José Lazcano y eran los días de la Nueva España. En 1907 el presidente Porfirio Díaz inauguró el Palacio Postal (ubicado en la entonces Avenida de San de Letrán y la calle Tacuba, en el hoy Centro Histórico de la Ciudad de México) y a iniciativa del ingeniero y coronel Luis G. Franco, el presidente Pascual Ortiz Rubio instauró el 12 de Noviembre de 1931 el Día del Cartero y fue hasta 1972 cuando en Guadalajara, Jalisco, se develó el primer monumento al Cartero. ¡Ah!, por cierto, la primera entrega de correo aéreo tuvo lugar el 6 de julio de 1917 y estuvo a cargo del piloto aviador Horacio Ruiz Gabino, quien en una avioneta trasladó la correspondencia de la ciudad de Pachuca, Hidalgo, a la Capital del País.

jherrerav@live.com.mx

Desde este espacio envío un abrazo solidario a mi sobrino Gonzalo Herrera Olvera y a mis sobrinos Carlos, Marco Antonio, Jorge Filiberto, Susana y Marina Nava y Navas, en estos momentos de dolor por la irreparable pérdida que sufrieron.


Notas Relacionadas

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota