Se despejó la incógnita en el Instituto Municipal de Cultura y Arte cuyo proceso de selección de su titular, amenazó con llegar a conflicto y dados los ánimos caldeados la administración municipal tomó la decisión de lanzar convocatoria y llevar todo un proceso que finalmente alcanzó un acuerdo en términos prácticos, por unanimidad para elegir a Diana Reyes. Tanto María Dolores Rodríguez Tepezano como David Cámalich no recibieron ni un solo voto de las y los Regidores. Alguien, es claro, se encargó de “planchar” el nombramiento.

Decía en días pasados en este mismo espacio, que siempre será deseable el acuerdo, la conciliación, la política pues, sobre la aplanadora. Alguien está haciendo ya esa parte en el Ayuntamiento que encabeza Célida López.

El posicionamiento del Regidor Armando Moreno, esposo de la que todo mundo consideraba como segura titular del IMCA, María Dolores Rodríguez Tepezano, cuestionando la pertinencia del crédito solicitado por la actual administración municipal, ¿tendría que ver con esta determinación? Quizá.

Pero en términos generales pareciera que los actores políticos están tomando su rol y la estridencia con que llegan, se va apaciguando en el día a día de la actividad pública.

Referimos un caso municipal, pero también ese ambiente se sintió ayer en el Congreso del estado con la definición en la conformación de las diversas comisiones. Prevalecieron los acuerdos y se nota mayor armonía en ciertos temas claro, entre las fracciones parlamentarias.

Y en el ámbito nacional ¿Qué me dice? El Presidente Electo y los empresarios están buscando caminos para limar asperezas en el caso de la nueva infraestructura aeroportuaria, así que no será difícil que esos mismos empresarios, precisamente a los que se tacha de participar en corruptelas, también tengan parte en el nuevo proyecto.

Pero antes el Presidente electo en su mensaje de ayer fue contundente; se trata de mostrar mando y demostrar que no estoy de adorno, dijo en el video difundido cuya escenografía incluye el libro ¿Quién manda aquí?

La consulta, Santa Lucía y todo lo que ha dado como conclusión la cancelación del NAIM ¿será una acción personalísima de López Obrador que busca demostrar mando? No. Ojalá no.

---

Jesús Ramón Díaz Beltrán no acepta más padrinazgo que el que le dan los años de militancia panista. Tampoco acepta que sea el suyo un proyecto que busque continuidad a la dirigencia de David Galván o al liderazgo de Damián Zepeda, ni de las malas prácticas panistas. Su búsqueda de la dirigencia estatal panista, dice, obedece a una aspiración legítima que como militante ha ido madurando y ahora considera que son los tiempos para buscarla.

En su comparecencia ante integrantes del Grupo Compacto de Columnistas, transmite optimismo en los resultados que habrán de arrojar las urnas panistas el próximo 11 de noviembre y seguir construyendo la unión entre los diversos grupos al interior del partido.

¿Seguimos coincidiendo? www.soledaddurazo.com @soledaddurazo


Notas Relacionadas

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota