Ingredientes

Rúcula, lechuga, o berros frescos, tú decides Mandarinas Dátiles Vinagre blanco Jugo de mandarina (o naranja, o limón) Aceite de oliva Azúcar (opcional) Sal Pimienta

Instrucciones

Luego de lavar adecuadamente la rúcula/lechuga/berros, la picas con los dedos y la pones en un recipiente profundo.

Pela una o dos mandarinas quitándole incluso la piel (que quede la pulpa al descubierto), corta los gajos por la mitad, quítale las semillas y agrégalas al recipiente.

Pica los dátiles por la mitad, quítales la semilla y ponlos también en el recipiente.

Prepara una vinagreta con un chorro de vinagre, un toque de algún jugo cítrico (puede ser mandarina, naranja o limón), una pizca de azúcar, sal, pimienta y un chorro de aceite de oliva.

Revuelve, agrega al recipiente donde están los demás ingredientes, mezcla y listo. Disfruta tu ensalada de mandarinas con dátiles.

Dato: Las cantidades de cada uno de los componentes de la vinagreta dependen de tu gusto personal, pero en el caso del vinagre y el aceite de oliva, la proporción debe ser dos porciones de aceite por una de vinagre, puedes llevarla incluso a 3×1.

¡Súper del Norte les Desea Buen Provecho!


Notas Relacionadas

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota