Su todo es la ley, pónganse a trabajar y aléjense de mitotes. Esa fue la instrucción que la Dip. Ana Gabriela Guevara dio a la bancada del PT en el Congreso del estado en su carácter de Delegada especial del Comité Nacional de ese partido en la entidad.

Entrevistada en El Búnquer de Martín Holguín (Radio Fórmula 91.5 FM) la próxima Coordinadora nacional del deporte, expresó ideas de lo que debe ser el desempeño de lxs actuales legisladorxs en el sentido de interpretar bien el mensaje de la ciudadanía y sobre todo no apartarse de la ley.

El ejemplo, recordó, lo está poniendo el propio López Obrador al buscar la concordia y la coordinación entre los diferentes niveles de gobierno y dejar atrás las campañas.

Justificó Guevara como un “Error de saque” derivado de la falta de preparación, el hecho que en las alcaldías como Guaymas y Empalme el nepotismo en la conformación de sus equipos, haya sido una característica del inicio de su ciclo. Criticó a quienes no se preparan para el cargo que van a ocupar.

Entiendo la postura de Ana Gabriela y creo que es un intento decoroso aunque no le falta razón, de tratar de explicar la situación.

Pues ahora sí que benditas redes sociales que fueron los medios principales para la divulgación y crítica de tal situación.

Una situación que junto con otras como la ya famosa boda fifí, el llevar a consulta ciudadana unos temas sí y otros no, la aplicación de la aplanadora que tanto se criticaba en otros tiempos y ahora se hace exactamente igual, simplemente viene a confirmar que en el ejercicio del poder, todxs son iguales. Evidentemente las críticas son más fuertes cuando estás observando el comportamiento en quienes llegaron precisamente prometiendo que las cosas serían diferentes. La justificación de que siempre es igual no aplica y no aplica porque se votó por un cambio. Así de sencillo.

---

Andrés el Obrador, es el santo perdonador y éstos son los tiempos del cinismo y la moderna inquisición.

Dos expresiones que encierran en buena medida, características propias de nuestro tiempo. Las escuché en voz de Sergio Galindo en la obra “En éste pueblo no hay Cristo”, que dirige Paulo Galindo.

Nuevamente el teatro, el buen teatro, sigue aportando elementos y reflexiones divertidas o sutiles para el análisis y crítica de nuestra realidad.

El talento de actores, actrices, equipo creativo una vez más se pone de manifiesto en esta puesta en escena que merece el apoyo y estímulo. Las artes deben ser en este momento un puente de reconciliación social, de madurez en la crítica, de respeto en las diferencias y de reconocimiento de los aciertos.

Recorrer por ejemplo el espacio de la calle Sufragio efectivo hacia su entronque con la calle Obregón hasta la Capilla del Carmen y los alrededores, da cuenta de muchos esfuerzos individuales o de grupo, a veces estimulados y otras ignorados por la autoridad y la llamada la sociedad civil. Esfuerzos suspendidos en ocasiones y otras de plano truncados por la delincuencia inconsciente que la más de las veces busca en las drogas el estímulo que puede ofrecerle el arte, pero lo ignora porque muy probablemente primero le extendieron un cigarrillo que un libro y ya no se diga un programa de eventos culturales.

--
¿Seguimos coincidiendo?
www.soledaddurazo.com
@SoledadDurazo


Notas Relacionadas

Mi Sonora

Celebran reanudación de labores en RICER

2018-10-18

La conclusión de un conflicto laboral habla de que en Sonora hay paz laboral y logra atraer más inversiones, señaló Gabriel Zepeda Vázquez, presi...

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota