Las cámaras grandes significan, por lo general, grandes características. Pero, cuando a un viaje nos referimos, también significa un equipo lo suficientemente pesado como para que nos carguen extra en el billete de avión. Las cámaras de teléfonos inteligentes, por otro lado, son perfectas para las fotografías de viajes. Son cámaras fáciles de empacar, porque siempre están en el bolsillo y los modelos más nuevos tienen excelentes especificaciones para tomar excelentes imágenes (y vídeos). Pero, ¿son ideales para la fotografía de viajes? La verdad es que siempre ayuda conocer algunos trucos, ¿verdad? Por ello, hemos reunido algunos consejos sobre cómo tomar buenas fotos en los viajescon un smartphone.

CONOCE LAS LIMITACIONES DE LA CÁMARA DE TU SMARTPHONE

La clave para obtener buenas fotos en los viajes con un teléfono inteligente es comprender lo que puede hacer tu teléfono y lo que no. La mayoría de los teléfonos inteligentes tienen una sola lente con una distancia focal gran angular, mientras que los modelos de doble lente tienen un poco más de versatilidad y ofrecen un ligero zoom.

De cualquier manera, los teléfonos inteligentes son simplemente demasiado pequeños para ofrecer un gran zoom óptico y el zoom digital recorta la foto para obtener un primer plano un tanto pixelado. Por lo que, si esperabas acercarte a la parte superior de la Torre Eiffel solo con tu teléfono inteligente, te sentirá profundamente decepcionado con el resultado.

Los smartphones tampoco son tan hábiles en situaciones de poca luz y tienen un hardware más limitado. La mayoría de los teléfonos inteligentes no pueden usar una velocidad de obturación lenta para un desenfoque creativo o con poca luz. El sensor de la cámara es mucho más pequeño que el que está dentro de una réflex digital o incluso una cámara compacta, y la resolución suele ser más baja, por lo que si deseas convertir una foto en un lienzo gigante para colgar en tu hogar, probablemente la cámara de tu teléfono inteligente no es la ideal.

ENTIENDE LAS FORTALEZAS

Las cámaras de los teléfonos inteligentes suelen ser más limitadas, pero eso no significa que no tengan sus ventajas. La primera y principal es su tamaño.

Además de ajustarse fácilmente en tu equipaje de mano o en un bolsillo, los teléfonos inteligentes son más fáciles de transportar mientras estás viajando.

Si vas a hacer senderismo a través de espacios reducidos, hacer fotos con un smartphone es más fácil que ir sacando tu material de un equipo pesado y caminar con él todo el tiempo.

Asimimo, en el teléfono, la distancia focal gran angular es ideal para capturar paisajes. Es fácil ajustar la escena en la foto, y si no, usar el modo panorámico integrado.

Las cámaras DSLR tienen mejor hardware, pero los teléfonos inteligentes tienen un mejor software. A medida que los fabricantes van buscando formas de mejorar la cámara sin asignar espacio adicional, nacen soluciones de software como el alto rango dinámico incorporado y el modo vertical. Y no hay que olvidar las múltiples aplicaciones para editar y compartir las imágenes rápidamente.

LA APLICACIÓN DE LA CÁMARA NATIVA

Una de las maneras más fáciles de sacarle más jugo a la cámara de tu smartphone o celular es utilizar una buena aplicación de cámara de terceros en lugar de confiar en la que está preinstalada.

Estas aplicaciones de cámara no nativas tienden a tener características avanzadas, haciendo que un teléfono dispare un poco más como una DSLR con ajustes manuales, así como la opción de disparar en RAW, que es un tipo de archivo descomprimido que ofrece más flexibilidad para editar después las imágenes.

La aplicación incorporada es buena para fotos casuales, pero cuando quieres editar fotos de viaje para hacerlas más premium, una aplicación de cámara avanzada es una gran herramienta.

Las tomas compartidas aquí se tomaron con Adobe Lightroom CC para dispositivos móviles, y algunas también se tomaron con la aplicación de cámara para iOS en un iPhone 7.

Además de disparar en DNG (formato RAW de Adobe), Lightroom permite ajustar manualmente la velocidad de obturación, el ISO y el balance de blancos.

Lightroom también tiene un modo HDR incorporado que es útil para la luz difícil, y hay muchas herramientas de edición posteriores.

Si tienes una suscripción a Adobe CC, puedes sincronizar tus fotos con tus otros dispositivos o almacenarlas en la nube. La aplicación es de uso gratuito, con una suscripción requerida para algunas de las características adicionales.

Las aplicaciones de cámara no nativas tienden a ser ricas con funciones avanzadas, lo que hace que un teléfono inteligente se acerque, un poco más, a una réflex digital.

Pero Lightroom no es la única aplicación móvil que existe. Por ejemplo, recientemente nos enamoramos de la aplicación de cámara Moment, que ofrece muchos ajustes manuales y captura RAW, pero en una interfaz elegante y fácil de usar.

CARGADOR PORTÁTIL

El uso intensivo de la cámara de un teléfono desgastará la batería rápidamente.

La debilidad de la señal y el calor también pueden afectar negativamente la duración de la batería, por lo que en regiones remotas o más calientes, es muy importante llevar una carga extra.

Añadir siempre al kit de viaje un cargador USB portátil es primordial para mantener el dispositivo recargado hasta el atardecer. Activar el modo de ahorro de energía, deshabilitar Wi-Fi y Bluetooth o activar el modo aeropuerto también ayudan a extender la vida útil de la batería.

ESTUCHE/FUNDA IMPERMEABLE

Muchos de los teléfonos actuales son a prueba de polvo y salpicaduras, pero la mayoría solo pueden sobrevivir a inmersiones brUna buena fotografía no está tan relacionad con el engranaje como con el fotógrafo, lo que significa que, con un poco de reflexión adicional, puedes mejorar las fotos que haces sin invertir (ni transportar) demasiado.

Obtén una vista previa de las tomas y considera formas de mejorar la imagen antes de tomar la foto. ¿Hay algún elemento de distracción que puedas eliminar simplemente ajustando tu perspectiva?

¿La imagen mejora cuando te arrodillas o sostienes el teléfono más alto en el aire? ¿La imagen se ve mejor con algún espacio o centrada? Unos simples ajustes de composición pueden mejorar mucho el resultado.

EL ENFOQUE Y LA COMPENSACIÓN DE EXPOSICIÓN

eves y poco profundas debajo del agua.

Para los destinos de agua, llévate una funda impermeable.

Una funda económica para el teléfono inteligente a prueba de agua con un cordón de seguridad mantiene el dispositivo a salvo de las salpicaduras, mientras que las fundas más resistentes están diseñadas para sumergir el teléfono a mayores profundidades.

DEJAR SUFICIENTE ESPACIO LIBRE PARA LAS FOTOS

No hay nada que fastidie más que cuando recibes un mensaje emergente que indica que ya no queda espacio libre en tu smartphone.

Guarda las imágenes de tu teléfono inteligente en un disco duro para liberar espacio antes de irte de viaje y si tienes un teléfono inteligente con una ranura para tarjetas micro SD, usa una para seguir disparando durante más tiempo.

Naturalmente, si tiene Google Fotos o iCloud, también puede hacer una copia de seguridad de las imágenes en la nube para liberar espacio en su dispositivo.

PENSAR ANTES LA COMPOSICIÓN

Fuera del tamaño pequeño y el software, la simplicidad amplía la lista de beneficios de un teléfono inteligente para el campo de la fotografía.

Es decir, si el enfoque no es del todo correcto, al tocar la pantalla se ajusta el foco a ese punto.

La mayoría de las aplicaciones para teléfonos, incluso las aplicaciones integradas, también tienen compensación de exposición, lo que aclarará u oscurecerá la imagen, incluso si no comprendes cómo usar la configuración avanzada.

BUSCAR UNA LUZ “BUENA”

Los fotógrafos avanzados saben cómo detectar o crear la luz ideal para cada toma, pero comprender algunos conceptos básicos puede ayudar a los viajeros a capturar la mayoría de las escenas.

La posición del sol suele ser mejor para las fotos a primera hora de la mañana o por la tarde y peor a medio día.

Disparar hacia el sol también es difícil con una cámara de un teléfono inteligente, así que considera dónde estará el sol al planificar qué punto de referencia tomas en cada momento.

DISPARAR EN DNG Y EDITAR PARA OBTENER MEJORES RESULTADOS

Una de las ventajas de utilizar una aplicación de cámara avanzada, incluso si aún no comprendes la configuración manual, es DNG. Un DNG es un tipo de archivo de imagen RAW que contiene más información que el JPEG típico.

Debido a esa información adicional, los archivos DNG tienen más flexibilidad cuando se editan más tarde. Si la imagen es demasiado oscura, por ejemplo, puedes iluminar un archivo DNG más que un archivo JPEG. DNG ocupará un poco más de espacio en tu teléfono inteligente, pero el resultado final por lo general vale la pena.

Los archivos DNG están diseñados para editar. Usa una aplicación de edición de fotos RAW para ajustar el brillo, el color, el contraste y otras funciones.

Algunas aplicaciones de cámara avanzadas, tienen una cámara y herramientas de edición integradas, mientras que otras solo funcionan para editar. Otras aplicaciones de edición incluyen VSCO, muy popular para efectos de simulación de película, y PicsArt, popular para mezclar fotos.

CONSIDERA LENTES Y UN MINI TRÍPODE

No puedes cambiar la lente de tu teléfono por otra cosa, pero puedes agregar una lente encima para dar mayor versatilidad. Las lentes adicionales te permitirán capturar escenas más amplias, hacer zoom sobre algo o acercarte para tomar fotografías macro.

Un mini trípode también puede ser útil para disparar con poca luz. Los trípodes también ayudan a tomar selfies menos incómodos: algunas aplicaciones avanzadas de la cámara tendrán un temporizador o puedes probar un trípode con un control remoto Bluetooth como Joby GorillaPod.

Si los accesorios del teléfono inteligente son esenciales para obtener esos disparos, colócalos en un equipaje de mano

para que no terminen a mitad de camino entre el paraíso y el hogar en una maleta destrozada.





Notas Relacionadas

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota

Columnas


Columna Invitada