Un nuevo estudio científico realizado por la Universidad George Mason de Virginia, en Estados Unidos, ha descubierto que las células de las mujeres que han dado a luz envejecen hasta 11 años más que las de quienes no. Aunque por ahora no han determinado las causas, estas podría estar relacionadas con el estrés, según apunta una de las investigadoras participantes.

Un nuevo estudio asegura que las células de las mujeres que han dado a luz son un 4,2% más ‘viejas’ de media que las de las que no parieron.

Publicada en Human Reproduction y recogida por Iflscience!, esta investigación contó con la participación de 1954 mujeres estadounidenses de entre 20 y 44 años. La pregunta que se hacían era si la longitud de los telómeros estaba relacionada con el hecho de dar a luz. Lo que descubrieron es que había cierta relación entre un hecho y otro.

Así, el resultado que arrojó el estudio es que las mujeres que había tenido hijos tenían telómeros un 4,2 por ciento más cortos de media que las que no habían dado a luz. Los telómeros se encuentran al final de los cromosomas y su función es la de proteger el ADN para que no degenere. Cuando la célula se regenera, como explican en Iflscience!, el telómero se acorta por lo que se puede establecer la edad biológica de una célula teniendo en cuenta la longitud de los telómeros.

En el caso de la investigación de la Universidad George Mason el resultado fue que las mujeres con hijos tenían telómeros más cortos. Algo que se mantenían al compensar otras variantes como su edad o su peso. Según ha explicado en declaraciones a la revista científica New Scientist Anna Pollack, autora principal, esa diferencia de longitud sería “equivalente a alrededor de 11 años de envejecimiento celular acelerado”.

Eso sí, Pollack ha querido dejar claro que los resultados no son para alarmarse y que, en ningún caso, están llamando a no tener hijos. Además, ha explicado que por ahora se desconoce la causa exacta por la que esto ocurre y que los “hallazgos deben interpretarse con precaución”. Más aún cuando hay estudios que indican lo contrario.

Sobre este punto, la investigadora explica que la reducción de los telómeros podría no tener tanto con el hecho de dar a luz si no con el estrés que general criar a un recién nacido. De ahí que sea necesario avanzar más en la investigación para dar con la clave de por qué las mujeres que han parido tiene telómeros más cortos que las que no.


Notas Relacionadas

Mi Sonora

Vacaciones con mascotas

2018-08-08

Las vacaciones y las mascotas no tienen por qué estar reñidas desde ahora. Con esta guía básica que hemos preparado para ti, podrás disfrutar de ...

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota